Ahora es el momento de los jóvenes en el Deportivo


Me fastidia mucho la gente que después de la derrota frente al Córdoba se ha rasgado las vestiduras con los jóvenes. Los que dicen: «Quita a los chavales, que vamos a perder». En mi opinión, tenían que haber salido de inicio. A los jóvenes no solo hay que meterlos en los momentos buenos, tienen que entrar cuando se requiera de ellos. El momento ideal nunca llega. A mí me sucedió así: requirieron de mis servicios para el primer equipo y a muchos les pareció mal: ¿cómo iba a jugar un chaval en el Deportivo? Manuel saltó a jugar muerto de miedo, tengo una foto de La Voz de Galicia en la que estoy en la banda pálido como una sábana, pero tenía al lado a Raudnei, me puse a correr como un perro y a intentar marcar un gol. No lo logré, pero aprendí y nadie pensó que me había quemado. Eso es una tontería.

Ahora es el momento de los chavales en el Deportivo. Esto es futbol. No hay crueldades. Si Fernando Vázquez decide meter a Bicho con 17 años, o a Insua y a Luis con 19 es porque tienen nivel para que les pasen cosas malas también. No es obligatorio que les pasen solo cosas buenas. Bicho sabe que también se puede perder y que le va a gritar el estadio. Y a Luis le tocará buscar el gol con 20.000 gargantas chillando. Solo les queda una salida: asumir su responsabilidad y seguir llenando la mochila.

Al final la grada les aplaudió. Claro, porque le dieron la vuelta a las sensaciones que había ofrecido el Dépor. Cometieron menos errores que veteranos como Laure o Kaká, que no garantizan nada. Es más, con estos dos descendimos. Si el entrenador decidió meter a un chaval, o a dos o a diez fue para que crecieran en lo malo y en lo bueno. Luego, perdimos y ahora les toca remar con esa experiencia. Tampoco digo que haya que tragar con la cantera, sino trabajemos juntos y démosle la presión que haga falta. Y quien no la quiera que vaya a jugar al parque.

No me opongo a que lleguen refuerzos de nivel, porque si llegan, los chavales van a aprender mucho. Eso sí, no me gustaría que llegase dos delanteros, y que Luis pasase a jugar en el Fabril. Él y sus compañeros han demostrado que tienen nivel. El sábado se miraban los unos a los otros y estaban a gusto jugando juntos. Ánimo, chavales, que creo en vosotros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Ahora es el momento de los jóvenes en el Deportivo