Un acuerdo extraño y lleno de lagunas permitió desbloquear la negociación


En la reunión cumbre del pasado miércoles que sirvió para levantar las denuncias que los futbolistas mantenían ante la Comisión Mixta estuvieron implicados más de dos decenas de personas. En el despacho de Garrigues estuvieron abogados, Lendoiro y sus consejeros, administradores concursales, representantes de la AFE... Fuera, Tebas y varios presidentes del fútbol español que tuvieron que dar su aprobación para que el máximo responsable de la Liga de Fútbol Profesional pudiera comprometer su palabra con los futbolistas y que estos aceptaran el acuerdo.

El acuerdo resulta extraño y está lleno de lagunas, algunas por resolver, y otras que las partes prefieren mantener en secreto. Las condiciones difieren de las que trascendieron durante la noche del miércoles.

El pacto -posible gracias al auto emitido hace semanas por el juez Rafael García Pérez que condicionaba el uso del dinero de Mediapro y que ahora al cumplirse las condiciones pudo emplearse- incluye que los jugadores cobraron esa misma noche (ayer se hizo efectivo el pago) los 2,4 millones de euros que el club les adeudaba desde el pasado mes de enero, fecha en la que se declaró el concurso de acreedores.

Las dudas, que ninguna de las partes accede a aclarar (unos por desconocimiento y otros porque tienen especial interés en que no se sepan), radican en la deuda concursal (aquella generada antes del 10 de enero).

Luis Rubiales aseguró ayer que los futbolistas iban a cobrar el cien por cien de lo exigido, tanto de la deuda generada desde enero como de la anterior, que asciende a 8,5 millones de euros (en total 10,9 millones).

Si bien con la primera no hay problema, la segunda tiene que someterse a las normas del concurso. Esto significa que si hay quita, el Deportivo no puede beneficiar a unos acreedores, en este caso los jugadores, sobre el resto. Por lo tanto, es imposible que el club o sus administradores concursales hagan frente al pago de la totalidad.

Por eso, Tebas se comprometió a garantizar los abonos. ¿Significa eso que va a utilizar dinero del fondo que la Liga destina para pagar a los jugadores cuyos clubes se liquidan? Inicialmente, no sería posible salvo que esos presidentes con los que se habló por la noche hubieran respaldado esta pequeña trampa para salvar al Dépor. La otra posibilidad es que AFE para no mostrar debilidad, diga públicamente que cobrarán el cien por cien y que realmente no sea así.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

Un acuerdo extraño y lleno de lagunas permitió desbloquear la negociación