El Deportivo tiene 25 días para llegar a un acuerdo con los acreedores

El juez se mantiene firme en su postura de condicionar el uso de los 9 millones de Mediapro, lo que motiva que si el club no logra un pacto antes del 30 de junio pondría en peligro su viabilidad


A Coruña / La Voz

Un nuevo auto del juez sigue impidiendo al Deportivo utilizar los nueve millones de euros del contrato de Mediapro. Esta decisión implica que, a 25 días de que concluya el plazo fijado por la Liga para estar al día con los jugadores, el club no dispone del dinero necesario para tal fin. De este modo, la entidad blanquiazul tiene hasta el 30 de junio para llegar a acuerdos con los acreedores o de lo contrario pondría en peligro su viabilidad.

A pesar de que tanto el Deportivo como la administración concursal habían pedido la eliminación de las tres condiciones impuestas para el uso de los 9 millones, Rafael García Pérez ha desestimado estos recursos (al igual que los formulados por los bancos y Hacienda) y sigue supeditando la utilización de ese dinero a que solo se emplee en gastos absolutamente necesarios para el mantenimiento de la actividad de la sociedad, no invierta más de lo que tiene garantizado cobrar de Mediapro en la temporada 2013-2014 (tras el descenso esto son 3 millones de euros más IVA) y consiga un compromiso de la Liga de no descenderlo por deudas concursales.

Sin embargo, a pesar de no ceder en su disposición, el juez traslada a Novagalicia y al Banco Gallego la posibilidad de solucionar el problema que se le presenta al club al no poder contar con esos nueve millones: que renuncien al derecho de prenda que tienen reconocido o a la última de las cláusulas. En este caso, podrían permitir al Deportivo el uso de solo 3 millones, aunque esto tampoco arreglaría la crítica situación que se le presenta.

«En cualquier caso, NCG Banco y Banco Gallego pueden renunciar a su privilegio y permitir usar el dinero para evitar que el Deportivo de La Coruña tenga que cesar su actividad, o pueden renunciar a la tercera de las condiciones impuestas en el auto recurrido. Lo que no parece entender la sociedad anónima deportiva es que las condiciones juegan en su favor, porque el principio de partida es que no se puede perjudicar el derecho de prenda de las entidades financieras», recoge el juez en su auto.

Con este escrito se abre un nuevo escenario en el que el Deportivo está obligado a llegar a un acuerdo con los acreedores, principalmente con Hacienda y los bancos, para que estos permitan la utilización del dinero ahora bloqueado. Para ello, ateniéndose al escrito presentado por la Liga, el Deportivo tiene de plazo hasta el 30 de junio, momento en el que, siempre según la Liga, el club será descendido a Segunda B en caso de no pagar 12,4 millones de euros a sus futbolistas.

«Según consta en los archivos obrantes en esta Liga Nacional, el Deportivo debe hacer frente (desde el día de la fecha (8 de marzo) y, a más tardar, el 30 de junio del presente año) al pago a los futbolistas de su plantilla, de las cantidades de 11,6 millones en conceptos de salarios correspondientes a esta temporada, amén de 807.000 euros en concepto de rescisión de contratos, a fecha de 31 de enero del 2013. De lo contrario, reiteramos, dicho club/SAD será expulsado de las competiciones profesionales y resultará imposible la viabilidad del mismo, de conformidad con los razonamientos legales antes expresados». Con esta dureza se mostraba la Liga sembrando dudas sobre la viabilidad del club coruñés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

El Deportivo tiene 25 días para llegar a un acuerdo con los acreedores