Nélson Oliveira y una botella de vidrio ensombrecen el triunfo del Deportivo sobre el Espanyol

El comportamiento del luso y el objeto lanzado desde la grada, notas negativas del partido


La victoria del Deportivo sobre el Espanyol mantiene vivas las opciones del equipo coruñés para la permanencia en Primera división. Pero hubo dos detalles que restaron brillantez a la victoria: el comportamiento de Nélson Oliveira y el objeto lanzado desde la grada hacia el árbitro.

El delantero luso sorprendió a todos cuando marcó el gol de la tranquilidad en el tiempo añadido del partido. Nélson Oliveira aprovechó un error del rival y definió con clase ante Cristian Álvarez, demostrando la calidad que atesora y que tan poco ha demostrado en su cesión esta temporada. Acto seguido, en vez de celebrar el gol, se encaró con la grada con gestos elocuentes de cabreo y se negó a festejar el tanto con sus compañeros. Las imágenes recogen como sus compatriotas Pizzi, Bruno Gama, Zé Castro y Silvio tratan de calmarlo. También Kaká, conocedor de la liga portuguesa. No hubo manera.

Nélson Oliveira recibió la bronca de Riazor, contento por el gol y muy enfadado con el futbolista portugués, que al final del partido huyó de la piña de sus compañeros. Ni los intentos de Andre Santos y Camuñas le frenaron. Las imágenes mostraron a Marchena, lesionado y vestido de calle, aplaudiendo de manera irónica al luso, y los compañeros tuvieron que sujetar a Germán Lux, que salía del banquillo disparado para encararse con Nélson.

«Non teño suficiente información, non vin as imaxes. Estudiaremos o sucedido e se hai que tomar unha decisión tomarase. Creo que foi un xesto irrespetuoso, pero non é o primeiro xogador que o ten. Se fose unha actitude despreciativa, agresiva ou insultante sería outro cantar», dijo Fernando Vázquez al terminar el partido. Nélson Oliveira, cuestionado toda la temporada por su pobre rendimiento, marcaba su cuarto gol con la camiseta deportivista pero pudo haber puesto fin a su etapa de blanquiazul de la peor de las maneras.

Antes, en el minuto 19 de partido, el árbitro del Dépor-Espanyol detuvo el juego para retirar un objeto caído desde la grada de Pabellón, donde en esos momentos atacaba el Deportivo. Se trataba de una botella de cerveza, de vidrio, que cayó muy cerca de donde estaba el colegiado del encuentro. El lanzamiento del objeto puede acarrear una fuerte multa para el club y fue reprendido por la grada. De hecho, el acta del árbitro Muñiz Fernández afirma que, según el delegado del Deportivo, la persona sospechosa de lanzar la botella fue identificada por la policía y expulsada de Riazor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos

Nélson Oliveira y una botella de vidrio ensombrecen el triunfo del Deportivo sobre el Espanyol