La revelación de Ebert y el magisterio de Djukic

P. B. A CORUÑA / LA VOZ

TORRE DE MARATHÓN

11 may 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

El Valladolid aspira a comenzar las vacaciones. Con 40 puntos en el casillero supera en ocho al Dépor, que marca el descenso, por lo que a tres jornadas del final hasta firmaría hoy un empate, pues le daría la salvación virtual. Estas son las bazas que han llevado a un recién ascendido a no haber pisado el descenso en ningún momento de la temporada.

Goles

Un artillero en racha

El Valladolid que acudió a Riazor en la primera vuelta presumía de un delantero en racha, Manucho, y el actual dispone de otro, Javi Guerra. Suplente durante buena parte de la temporada (ha jugado quince partidos como titular y trece partiendo desde el banquillo), ha marcado cuatro goles en las siete últimas jornadas. Sin embargo, ninguno de los dos se ha destacado como máximo artillero de su equipo. Este es Óscar, quien lleva doce dianas y siete asistencias, solo una menos que Valerón.

Estrella

Los últimos partidos de Ebert

Compañero de Özil y Neuer en las categorías inferiores de Alemania, con cuya selección sub-21 ganó el Europeo, Ebert se ha convertido en una de las sensaciones de la Liga. Se incorporó sin coste tras una incipiente carrera en el Hertha de Berlín trufada de lesiones y su irrupción ha sido tal, que ya se ha reunido con el Atlético de Madrid, donde podría militar a partir de la próxima temporada. Combina derroche físico e intensidad con un toque preciso de balón y mucho desborde por banda.