Un hombre nuevo tras el parón del derbi


La apatía de Nelson Oliveira generó incluso las críticas públicas de su entrenador. El jugador no solo las entendió, sino que ve en Fernando Vázquez al responsable de su cambio: «El míster nos ha motivado a todos. No solo a mí. Lo que estamos haciendo ahora, que no es nada, porque no hemos conseguido nada, es mérito nuestro, pero sobre todo del míster porque nos ha dado el clic que hacía falta».

Las charlas entre el técnico de Castrofeito y el ariete cedido por el Benfica han sido continuas. Muchas, a petición del propio futbolista, que pretendía conocer los motivos de su ostracismos y los pasos que debía dar para el cambio. Una transformación que llegó tras el parón liguero que sucedió al derbi. A partir de ahí, su actitud en los entrenamientos y los partidos ha sido radicalmente distinta.

Nelson está implicado al máximo en el reto de la salvación y lo expuso de forma sencilla: «Por delante del objetivo individual está el colectivo. Si nos salvamos va a ser bueno para todos. Si yo estoy bien pero no nos salvamos, no va a ser tan bueno».

Conscientes de la importancia del ariete, sus compañeros están implicados en recuperarlo para este final de campaña. «Me felicitaron. No solo después del partido. También durante el partido estuvieron muy pendientes de mí. Sabían que necesitaba hacer un buen encuentro», relató.

Reconocimiento a la afición

Las últimas palabras del portugués, para la hinchada: «La afición del Dépor es un reflejo de la grandeza del club. Para mí está al mismo nivel que la del Benfica; otra grandísima afición. Son el jugador número doce».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Un hombre nuevo tras el parón del derbi