Listos para arriesgarlo todo

Fernando Vázquez ensaya con defensa de tres y avisa de que el empate favorece al rival


a coruña / la voz

«Es probable que un empate le sirva más al Mallorca que a nosotros, porque al menos mantendrían la distancia». En eso pensaba Fernando Vázquez cuando insistió en la sala de prensa de que viaja a la isla «a buscar la victoria» y con esa idea empleó buena parte del último entrenamiento de la semana en preparar al equipo por si debe recurrir a una defensa de tres. «Ensayé por si algún día necesito arriesgar o también ocupar el ancho del terreno de juego con cinco futbolistas de corte más defensivo».

Ayer se centró especialmente en la variante más ofensiva, con dos carrileros más acostumbrados al papel de extremo que al de lateral, por mucho que Salomao explicase que pasó tres años en Portugal jugando en la zaga. «Ya manifesté que a Salomao y Bruno los veo como futbolistas de recorrido largo y si tengo que asumir riesgos puedo colocarlos así», subrayó Vázquez. Y si es necesario volcarse al ataque, la reestructuración no se detendría solo en la zaga y la línea de medios. El ensayo incluyó la presencia de Nelson Oliveira al lado de Riki. «Son posibilidades por si el partido se nos complica o si necesitamos ganar con urgencia», insistió el míster.

Eso sí, el de Castrofeito dejó claro que aunque a Mallorca «tenemos que ir a buscar la victoria porque sería importantísimo ganar allí», el Dépor no hará locuras en la isla: «Evidentemente no vamos a ir a desorganizarnos. Vamos a ir a jugar con inteligencia». «La determinación no tiene nada que ver con la prisa», aclaró.

«Lo que me gusta es ganar»

Si la teoría dice que hoy se enfrentan dos equipos dirigidos por apasionados del fútbol de toque, Vázquez se encargó de desmontarla. «A mí no es que me guste más el juego combinativo, a mí lo que me gusta es ganar. La selección española es la que más posesión tiene en Europa y sin embargo no ocupa esos lugares ni en disparos ni en llegadas al área. La posesión nunca fue un signo de rendimiento», aclaró el entrenador blanquiazul.

Y con la victoria en la cabeza, la plantilla se ha sometido durante el parón a sesiones de máxima intensidad para llegar a punto al tramo decisivo del campeonato. «Mañana (por hoy) es el test. Creo que el equipo va a llegar bien -valoró ayer el técnico-. Siempre con la duda de los internacionales, Abel, Pizzi y Sílvio. Estaría más tranquilo si los tres, que son el treinta por cien del equipo que estaba jugando, hubieran estado con el Dépor la semana pasada».

Y a la presión natural de un duelo dramático, Vázquez le sumó otra: «El peso de la responsabilidad se nota. Saber que una ciudad está esperando algo y que tú tienes que corresponderle es algo que asumimos como un reto. Es un partido que en ese sentido tiene unas connotaciones muy especiales».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Listos para arriesgarlo todo