Insua: «Me tocó torear en las peores plazas»

El canterano formó parte del once que ayer cayó en el Camp Nou


Pablo Insua, defensa del Deportivo, ha reconocido que ayer, en el Camp Nou, la realidad superó al mejor de los sueños que había tenido, pese a la derrota (2-0), porque se enfrentó al Barcelona y, sobre todo, al argentino Lionel Messi.

«Ni pensaba jugar contra Messi; soñaba con otro tipo de cosas, con jugar en Primera División, pero contra Messi, de buenas a primeras, no lo esperaba», apuntó el día después del partido del Camp Nou en la sala de prensa del estadio de Riazor.

De Barcelona, Insua, internacional en las categorías inferiores de la selección española, no regresó con la camiseta de Messi, sino con la de Carles Puyol, una referencia en su demarcación.

«Intercambié la camiseta con Puyol. Quería la de un central y para mí él es una referencia. Es de los que más me gustan del Barcelona», apuntó el canterano antes de dedicar otro elogio a Messi: «Es un jugador espectacular».

«De todos los partidos se aprende, pero jugar en el Camp Nou te exige más», indicó el jugador del filial blanquiazul, que fue titular ante las bajas en defensa y disputó su tercer partido en la Liga BBVA, en la que también se enfrentó al Athletic de Bilbao en San Mamés (1-1) y al Atlético de Madrid en el Vicente Calderón (6-0).

«Quizás por casualidad, pero he jugado en San Mamés, el Calderón y el Camp Nou. Me tocó torear en las peores plazas. Para mí, la de Barcelona era otra oportunidad. Después del Atlético tenía una espina clavada porque sabía que lo podía hacer mucho mejor», indicó.

Por ahora, no se ha estrenado delante de la afición de Riazor, aunque su hora podría llegar en un partido tan especial como el del próximo viernes ante el Celta de Vigo en el clásico del fútbol gallego.

«No me ha coincidido jugar en Riazor y esperemos que en algún partido llegue. Ahora mismo no me planteo el derbi. El entrenador será el que decida. Está claro que es un partido soñado, como el de este fin de semana», declaró.

Insua explicó que disputar el duelo de rivalidad con el Celta implica «motivación», más aún para un coruñés: «Siendo gallego, te gusta jugar contra otro gallego».

Además, explicó que se trata de «un partido muy importante para engancharse» a la batalla por la permanencia, que se librará ante los vigueses y en las dos siguientes citas ante el Mallorca y el Zaragoza.

«Vienen jornadas en las que puedes sumar, engancharte y tener esperanzas hasta el final. Viendo los puntos y rivales, opciones de salvarse está claro que hay. Si ganas al Celta será una inyección de moral y la salvación se verá más cerca», sentenció.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Insua: «Me tocó torear en las peores plazas»