Lendoiro oculta la situación crítica en la que ha metido al Deportivo

Ha engañado a los aficionados sobre la deuda real y el verdadero estado de la entidad blanquiazul

J. M. Fernández
Redacción / La Voz

Lendoiro no ha modificado su costumbre de dificultar y de ocultar información a los socios del Deportivo. Incluso ahora, en vísperas de su entrada en concurso de acreedores y en una situación en la que peligra la propia supervivencia del club, defiende su viabilidad sin más argumentos que el voto de confianza a un gestor que reconoce una deuda total de «más o menos» cien millones de euros, que no cuantifica en público un débito fiscal que supera los 70 millones y que ha provocado los últimos embargos de Hacienda. Lendoiro elude cualquier explicación que facilite la comprensión de un balance que año tras años presenta superávit y unas cuentas que valoran el usufructo de Riazor en 22,6 millones de euros. Hoy, en la junta de accionistas, tiene la oportunidad de ofrecer explicaciones y de explicar por qué ha mentido todos estos años sobre la situación real del club.

¿Por qué ha embargado Hacienda todos los ingresos del Deportivo?

-Porque Lendoiro incumplió los aplazamientos

La situación del Deportivo dio un giro radical desde el momento en que el Gobierno de España decidió afrontar el problema de la deuda del fútbol con el fisco. Tras años mirando hacia otro lado, la Agencia Tributaria decidió hincar el diente a los clubes. Desde ese momento, el Deportivo entró en un serio problema debido a que como consecuencia de la gestión de Lendoiro se trata de uno de los más endeudados. La entidad blanquiazul había recibido aplazamientos de su enorme deuda, pero en la temporada del descenso a Segunda, Lendoiro se negó a vender jugadores, lo que podría haber servido para disminuir la presión del fisco. Igualmente, mantuvo un plantel de Primera en Segunda, con una plantilla varias veces más cara que la más costosa del campeonato. Todo a costa de no pagar a Hacienda ni a otros acreedores. Al no cumplir con los plazos establecidos, la Agencia Tributaria comenzó a mover su maquinaria pesada y todo ello acabó derivando en el reciente embargo en octubre de todos los ingresos. Claro que hoy mismo Lendoiro podría dar su versión particular de la situación.

¿Cuál es la verdadera deuda con Hacienda?

-Supera los 70 millones, pero Lendoiro dice que no sabe cuál es.

Lendoiro, con argumentaciones peregrinas, dice que no sabe cuál es la deuda actual con Hacienda. Sin embargo, en sus cuentas, él mismo pone una cantidad de 37 millones de euros. El informe de auditoría revela, por tercer año consecutivo, que no ha recibido información por parte del club para poder establecer cuál es el saldo deudor con Hacienda. El presidente del Deportivo intenta beneficiarse del deber de sigilo que ata a la Agencia Tributaria, que no puede responder a sus críticas ni hacer pública la verdadera deuda. Sin embargo, este periódico pudo saber que el débito a día de hoy supera los 70 millones de euros, a los que podría sumarse otra cantidad importante en concepto de intereses. Este dato es fundamental de cara a que los accionistas y aficionados del Dépor sepan la magnitud del problema en el que Lendoiro ha metido a la entidad y sepan también el por qué de la presión del fisco. A tenor de la estrategia de desinformación que está llevando Lendoiro, no hay muchas esperanzas de que esta tarde aclare de verdad el montante global de la deuda, siendo uno de los pocos gestores del mundo que se reconoce incapaz de saber cuánto debe su empresa al Estado, algo tan sencillo como pedirle un certificado de deuda a la propia Hacienda.

¿Qué tipo de garantías ofreció Lendoiro a Hacienda para la concesión de aplazamientos? -No ha trascendido ninguna

Lendoiro pide a Hacienda que le aplace los pagos en un período largo de tiempo. La clave para que la Agencia Tributaria acepte un aplazamiento de este tipo está en las garantías y en un plan de viabilidad coherente. ¿Qué garantías ofrece Lendoiro para lograr tal pacto? En algunos otros clubes, en ocasiones, los acreedores han concedido aplazamientos en base a avales personales de sus dirigentes. En el caso del Deportivo, no ha trascendido nunca que Lendoiro ni sus allegados hayan avalado la deuda con su patrimonio personal.

¿Sigue Lendoiro cobrando su sueldo? -Al presidente no le gusta hablar de su sueldo

A Lendoiro nunca se le ha observado un gesto de generosidad con el Deportivo. A pesar de la ruina en la que ha metido a la entidad, sigue cobrando el uno por ciento del presupuesto. A día de hoy, no figura -según los datos facilitados por el Registro Mercantil de A Coruña-, la modificación del artículo 30 de los estatutos, que debía recoger el sueldo de Lendoiro. Mientras, los integrantes de la plantilla no están al día y se mantienen deudas de campañas pasadas, tanto con jugadores que continúan en el club como otros que ya lo han abandonado (Lopo, Juan Rodríguez?) o con el anterior técnico, Lotina.

¿Por qué Lendoiro siempre presenta beneficios si tiene al Deportivo arruinado? -Para hacer creer que la sociedad está saneada

Son más de veinte años con Lendoiro dando beneficios en las cuentas de cada ejercicio. Sin embargo, el club está arruinado y la deuda se sitúa al menos en unos cien millones de euros, siendo un ejemplo único en el fútbol mundial, donde salvo los grandes, quien más, quien menos, dan pérdidas de vez en cuando.

¿Por qué ha ocultado que una empresa solicitó el concurso necesario del Deportivo? -Falta de transparencia

La firma Mondo Ibérica solicitó el concurso de acreedores del Deportivo a finales de julio del 2012. Posteriormente, el club llegó a un acuerdo para liquidar la deuda de 300.000 euros que Lendoiro mantenía con la citada empresa. El dirigente no consideró necesario informar a sus accionistas de un acontecimiento de especial relevancia para la entidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
29 votos

Lendoiro oculta la situación crítica en la que ha metido al Deportivo