El Deportivo cae ante el Espanyol y despedirá el año como colista

Simão y Stuani marcaron para los catalanes, que no ganaban desde el 21 de octubre


José Luis Oltra dijo en el Calderón que el Deportivo había tocado fondo. Pero muchas veces, las cosas pueden ir aún a peor. El Deportivo cayó ante el Espanyol en Cornellá-El Prat (2-0) y despedirá 2012 como colista de Primera División. Los pericos, que no ganaban desde el 21 de octubre, salen de la zona de descenso y dejan a José Luis Oltra en una situación más que delicada. Simão y Stuani anotaron los goles el Espanyol, que sale de la zona del descenso y deja al Dépor a tres puntos, más el posible golaverage.

En los primeros 45 minutos no se vislumbraron apenas cambios en el juego del Deportivo respecto al choque del lunes contra el Valladolid. La defensa se tambaleaba con las acometidas catalanas, y varios cruces de Aythami evitaron males mayores. Bergantiños y Abel Aguilar mantenían el tipo, pero no era suficiente. En ataque, Riki era una isla. Y para mayor sufrimiento, se llevó un codazo de Víctor Sánchez que lo mermó hasta que fue sustituido. Salomão apareció poco y a Pizzi y Bruno Gama les sobraba casi siempre un toque, aunque el segundo buscó el área con intención en varias ocasiones.

El Espanyol no necesitó su mejor versión para dominar al Dépor. Lejos del nivel mostrado en el empate del Bernabéu, los de Aguirre le hacían daño a la zaga del Dépor con la calidad de Sergio García, Verdú y Simão.

Entre una de las muchas cruces de este Dépor, las jugadas a balón parado sobresalen por encima de otros defectos. Hoy estaba sobre el campo Colotto, baluarte aéreo en los últimos años. Pero tenía otra camiseta. Justo antes del gol de Simão, el argentino estuvo a punto de batir a Lux a la salida de un córner. La jugada siguió, Wakaso centró desde la derecha y Germán Lux tuvo que salir de puños para despejar el peligro. El balón le cayó a Simão que, en un gran gesto de pillería, picó con la cabeza por encima del meta argentino. Ni Lux ni la zaga del Dépor pudieron impedir que el balón se colase en la portería.

Sin síntomas de mejora

En los córners a favor, la situación no era mejor. Ante el Valladolid, el Deportivo sacó más de una decena de balones desde la esquina y no llegó a crear peligro. Hoy, tampoco inquietó a la zaga del Espanyol. Y cuando el balón tocaba el suelo, no había luz. Ni asociación, ni chispa, ni organización. El Deportivo es un equipo deslavazado y, lo que es peor, sin el mínimo síntoma de mejora inmediata.

A la vuelta del descanso, todo seguía igual. A los visitantes les costaba llegar al área de Casilla. A falta de media hora, Oltra retiró a Riki e intentó despertar el ataque con la entrada de Nélson Oliveira, que hoy en día es uno de los pocos brotes verdes del equipo. Diez minutos después, sacrificó el peón de Álex Bergantiños, trabajador como siempre, para meter a André Santos. Pizzi y Abel Aguilar lo intentaron desde lejos, pero al Dépor le faltaba fuelle. La defensa del Espanyol achicaba la poca agua que llegaba por la vía rápida. A falta de un cuarto de hora, Oltra llamó a Valerón, aunque el canario tampoco pudo sacar la varita en medio del caos. El técnico había agotado los tres cambios y todo seguía igual.

Una vez más, un destello de Nélson Oliveira pudo levantar al Deportivo. Tras una falta a favor del Espanyol, la defensa coruñesa escupió el peligro y el balón le cayó del cielo al portugués, que a base de potencia, encaró a Baena y buscó el gol con un disparo cruzado. Casilla sacó una gran mano para evitar el empate. Hasta ahí llegaron los brotes verdes.

La cruel puntilla llegó a dos minutos del final. Stuani, que en pretemporada estuvo a un paso de firmar por el Deportivo, anotó el 2-0. El uruguayo, que había saltado minutos antes al campo con una máscara, convaleciente de una fractura de pómulo, recibió de espaldas dentro del área y colocó el balón a la derecha de Lux.

No se sabe si el equipo ha tocado fondo, pero al menos en la clasificación, no se puede ir más para abajo. El Deportivo se comerá el turrón en último lugar y la única buena noticia es que la salvación está, provisionalmente, a solo dos puntos. Pero el equipo tendrá que hacer borrón y cuenta nueva para salir de un panorama bastante comprometido.

Ficha técnica:

Espanyol: Kiko Casilla; Javi López, Colotto, Héctor Moreno, Capdevila; Víctor Sánchez (Baena, min.46), Forlín; Wakaso (Stuani, min.76), Verdú (Albín, min.89), Simao y Sergio García.

Deportivo: Lux; Manuel Pablo, Marchena, Aythami, Evaldo; Bergantiños (André Santos, min.71), Abel Aguilar; Bruno Gama, Pizzi, Salomão (Valerón, min.77) y Riki (Nélson Oliveira, min.60).

Goles: 1-0, min.31: Simao; 2-0, min.88: Stuani.

Árbitro: Velasco Carballo. Amonestó a Víctor Sánchez (min. 26) y Baena (min. 83) por el Espanyol y a Pizzi (min.90) por el Deportivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

El Deportivo cae ante el Espanyol y despedirá el año como colista