El Deportivo empata ante el Valladolid y sigue colista

El equipo coruñés tuvo dos claras ocasiones en el tramo final para llevarse los tres puntos


Redacción

El Deportivo cambió el estado de coma por un ligero pulso futbolístico pero no sacó los tres puntos ante el Valladolid. Acumula seis jornadas sin ganar pese a disponer de claras ocasiones para hacerlo. Salomão hizo lo más difícil a portería vacía y Nélson Oliveira dio un chispazo de su potencial, pero ni eso. Con la novedad de Lux en la portería y la recuperación de Marchena y Aythami, mantuvo la portería a cero (entre otras cosas, gracias al meta argentino, que tuvo dos actuaciones milagrosas) por primera vez en un mes. Puso empeño y ardor en el partido ante un Valladolid parsimonioso, pero el Dépor se va con un empate que le ayuda poco.

Hubo conjura antes de comenzar y durante 25 minutos el Dépor parecía tocar a rebato por muchas cosas: por el ridículo del Calderón, por la difícil situación clasificatoria, por la trascendencia del duelo contra el Valladolid. Salió a Riazor echo una furia y acogotó al rival durante un rato, a base de centros, córneres y algún chispazo de claridad de Valerón. Tuvo su culmen el achuchón en un eslalon de Bruno Gama, que estuvo a punto de batir a Dani Hernández sin querer, cuando Sereno cortó su internada y el balón rebotó en el portugués. Antes, Riki intentó un taconazo para batir al meta del Pucela, sin éxito.

El Dépor apretó de salida y sólo titubeaba cuando la pelota la manejaban sus centrales y Evaldo, de nuevo titular tras su defenestración en Vallecas. Pero el Valladolid se lo tomó con calma. Ordenado y esforzado en el repliegue, con Manucho tremendamente sacrificado en defensa, el equipo de Djukic tardó en encontrar la pelota y cuando lo hizo, fue parsimonioso. Pudo tocar cómodo ante la presión endeble del Dépor, y encontró una clarísima ocasión cuando Rukavina (activo por el lateral) centró y Óscar González remató por dos veces. Germán Lux, la sorpresa en la alineación de José Luis Oltra, reaccionó con dos paradas que ayudarán al técnico a justificar su titularidad, y al aficionado la entrada de un partido.

Se fue apagando el entusiasmo local con los minutos y el Valladolid tampoco apretó. No pasó más apuros el equipo pucelano ante un Dépor que desaprovechó cierta soltura de Valerón en la mediapunta, y varios desmarques de Riki sin demasiado éxito. Pizzi, que regresaba tras no poder jugar contra el Atlético de Madrid por contrato, tuvo uno de sus partidos más anónimos. Pero apareció algo en un segundo tiempo que se desarrolló en paralelo al primero. El Dépor puso más de inicio pero poco a poco fue perdiendo fuerza y Lux volvió a salvar a su equipo, saliendo a los pies de un Manucho desafortunado en ataque.

Pizzi chutó en dos ocasiones y Riki y Álex Bergantiños otras con cierto peligro sobre la portería del Valladolid, pero el Dépor era más voluntad que fútbol. Salomão relevó a Valerón y Pizzi recibió la tarea de la mediapunta. Evaldo se animó a parecer en ataque y dio otra alternativa a un Dépor de esfuerzo irrebatible, mientras el Valladolid actuaba condescendiente en la calidad de Omar, Óscar y Bueno. Djukic relevó a Manucho por Javi Guerra minutos antes de que Balenziaga pidiese manos de Bruno Gama al cortar su centro dentro del área. El lateral del Valladolid, una de las sorpresas de la temporada, percutió por segunda vez ante la pasividad de la zaga blanquiazul.

Entró Nélson Oliveira y Camuñas por el tocado Riki en el último empellón del Dépor para el necesitado triunfo. Fue entonces cuando el Dépor tuvo el partido en su mano. Laure rompió por banda derecha centro raso y templadito, y apareció Salomão en el segundo palo para empujar. Hizo lo más difícil: tirar la pelota por encima del larguero. Nélson Oliveira, en su única aparición, rozó el palo en un buen disparo desde la frontal. El Dépor se tiraba de los pelos por el drama que suponía no ganar pero respiró cuando Javi Guerra remató al lateral de la red con todo a favor. Perdonó otra clara contra el Valladolid en los segundos finales, antes de que Riazor asumiese la realidad de otra jornada más sin ganar.

0 - Deportivo de La Coruña: Lux; Laure, Marchena, Aythami, Evaldo; Álex Bergantiños, Abel Aguilar; Bruno Gama, Valerón (Salomao, min.61), Pizzi (Nélson Oliveira, min.76); y Riki (Camuñas, min.82).

0 - Valladolid: Dani Hernández; Rukavina, Sereno, Marc Valiente, Balenziaga; Víctor Pérez, Álvaro Rubio (Sastre, min.77); Bueno (Rubén Peña, min.83), Óscar, Omar; y Manucho (Javi Guerra, min.66).

Árbitro: Gil Manzano, del colegio extremeño. Mostró amarilla a Marchena (min.57) y Salomao (min.67), por parte del Deportivo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

El Deportivo empata ante el Valladolid y sigue colista