El tiempo en Galicia: mucha agua y algo más de frío

Un frente se hace notar desde hoy en la comunidad


redacción / la voz

Es lo normal. Si llueve, la temperatura se dulcifica, aunque estemos en un mes que provoca frío solo al pronunciar su nombre. Esta semana hará algo más de frío, pero no va a ser para tanto. Aunque, eso sí, vamos a tener agua para aburrir, o eso es lo que calculan los meteorólogos. Para hoy está previsto que visite Galicia un frente de bajas presiones que traerá nieblas, cielos nublados y lluvias que irán desplazándose desde el oeste hacia el oriente. Las mínimas no variarán, pero las máximas irán bajando después del agradable lunes que se vivió en gran parte de la comunidad.

El miércoles la tónica será similar: borrasca con lluvias que se irán intensificando a medida que transcurra el día, también con una tendencia a desplazarse de oeste a este. Un poquito más de frío para esta jornada, aderezado con un viento también creciendo en intensidad a medida que avanza la jornada. A última hora, con una lluvia que será persistente en casi toda Galicia, el viento tendrá capacidad para alcanzar rachas fuertes en el litoral y en algunas zonas del interior.

No va a dar tiempo a que se seque el paraguas, porque el jueves se mantienen las lluvias y llega el aire frío desde el oeste, algo que aumentará la inestabilidad. Así que, además de los chubascos, es más que posible que haya granizo, tormentas con aparato eléctrico e incluso nieve en cotas por encima de entre 1.000 y 1.200 metros.

A partir del jueves, lo único que se ve en las previsiones a medio plazo de los modelos que gestiona Meteogalicia es lluvia. Para el fin de semana y los días venideros. Ya se sabe que, más allá de los tres días, las previsiones de la conducta de la atmósfera son inestables. Pero prepárense para el agua. Muchos días de lluvia.

La llegada de un mayor número de precipitaciones y, en menor medida, del frío, viene a corregir una situación irregular, sobre todo en el resto de la península ibérica, donde este segundo fin de semana de diciembre ha marcado auténticos récords en varios puntos. Según la Aemet, el domingo se registró en Palma de Mallorca la temperatura más alta para un mes de diciembre en los últimos 40 años, con 23,1 grados. Algo parecido ocurrió en Salamanca o en una plaza tan conocida por sus bajas temperaturas como Teruel, donde el domingo el mercurio llegó a subir hasta los 21,1 grados, lo nunca visto en la capital aragonesa en el mes de diciembre desde que se toman registros de temperatura.

También en La Voz

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

El tiempo en Galicia: mucha agua y algo más de frío