En brazos del anticiclón

En los próximos días se instalan en la comunidad los cielos despejados


redacción / la voz

Olvide lo que ha vivido esta pasada semana, que está en otoño y que en otoño llueve mucho. Esta semana eso no va a suceder, o al menos como tónica general. La causa es un anticiclón que se ha situado en el norte de Europa y que va a condicionar la meteorología de los próximos días. Si le gusta el sol y la ausencia de precipitaciones, puede anotar que disfrutará de una semana de buen tiempo. Si prefiere algo más a tono con la época del año que vivimos y el clima propio de Galicia, deberá esperar tiempos mejores.

De acuerdo con las previsiones de Meteogalicia hoy será la jornada de transición en la que se establecerá esa influencia anticiclónica, que provocará cielos muy poco nublados y los consecuentes bancos de niebla que, en el interior, podrán ser persistentes. Normalmente, semejantes condiciones podrían aventurar un descenso significativo de las temperaturas, pero no está previsto que sea así. De hecho, las mínimas apenas se moverán, pero las máximas sufrirán un ligero ascenso favorecidas por la escasa actividad del viento.

Para mañana no se esperan cambios notables. Ni siquiera ligeros. Cielos igualmente despejados, influencia anticiclónica y la misma tónica de ascenso en el mercurio. El viento seguirá poco activo, permitiendo que el sol nos caliente sin molestias, excepto en algunas de las zonas más altas de las provincias de Lugo y Ourense.

Será el jueves cuando interfiera en esta plácida situación atmosférica la entrada de algunas borrascas del Atlántico que introducirán nubes en los cielos gallegos. Nubes, pero no precipitaciones. La lluvia no está prevista para el jueves y sí la tendencia a una subida de las temperaturas, que podrían llegar en sus máximas a los 20 o 21 grados en A Coruña, Pontevedra o Vigo. En cualquier caso, la nubosidad será más intensa en el sur de la comunidad y en su vertiente occidental.

A partir del viernes, las predicciones ya no son tan fiables, pero todos los modelos apuestan por una situación estable y sin lluvias, que podría ofrecer un fin de semana básicamente seco, soleado y no necesariamente frío.

Atrás queda el primer tercio del mes de noviembre, marcado por los temporales y las precipitaciones que afectaron a Galicia, en algún caso con notable intensidad. Los mayores picos de lluvia se recogieron en el observatorio de Muralla, en Lousame, provincia de A Coruña, donde cayeron 471,5 litros por metro cuadrado en los primeros once días de noviembre. En Campo Lameiro, Pontevedra, cayeron 418,1, dejando el tercer lugar del ránking para Fontecada, en Santa Comba, con 405,7 litros por metro cuadrado.

El cambio meteorológico será propicio para las setas, que suelen brotar al sol tras un tiempo de lluvia. El otoño es también la época ideal para disfrutar de la micología. Así que la ausencia de precipitaciones de esta semana hará las delicias de los aficionados. Si no es experto, recuerde que debe afrontar con mucha precaución la recolección de los hongos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

En brazos del anticiclón