Hasta el 50 de mayo no te quites el sayo

La equivalencia en el calendario metereológico del 40 de mayo es el 9 de junio. Pero este año el cambio de vestuario se retrasará un poco más


redacción / la voz

El calendario meteorológico prolonga el mes de mayo hasta el día 40. Una fecha que en el astronómico equivale al 9 de junio. La sabiduría popular recomienda que «hasta el 40 de mayo no te quites el sayo». Este refrán aconseja no realizar el cambio de armario hasta bien entrado el mes de junio porque la primavera se caracteriza por una gran variabilidad atmosférica. Las borrascas y el anticiclón de las Azores se reparten el protagonismo pero no es hasta finales de la estación cuando las altas presiones se imponen definitivamente y su influencia permite que suban las temperaturas.

Los modelos mantienen el mismo patrón atmosférico a corto plazo. Hoy llega una nueva borrasca que dejará precipitaciones generalizadas. La lluvia también seguirá presente el fin de semana. Así que el cambio de vestuario tendrá que esperar. La próxima semana habrá varias jornadas sin precipitaciones pero parece que el anticiclón seguirá debilitado y dejando paso a la humedad procedente del océano. Las temperaturas seguirán por tanto con valores bajos para la época del año. Cerca del 50 de mayo (19 de junio) se aprecia un reforzamiento del anticiclón, algo necesario para que Galicia pueda sumar días de sol y altas temperaturas.

En este año meteorológico tan convulso lo cierto es que pocos refranes se han ajustado a la realidad. Solo han tenido éxito los relacionados con el frío y la lluvia. En enero se cumplió bastante bien el famoso dicho popular que dice «en enero, bufanda, capa y sombrero». Llegaron las primeras borrascas de un carrusel que dura hasta hoy.

El dos de febrero los gallegos estuvieron pendientes de la Candelaria, por eso de que «cando a Candelaria chora, medio inverno vai fora». Ese día llovió, y bastante, pero aquellas precipitaciones solo anunciaron la llegada de más borrascas y días de temporales. Marzo fue el más lluvioso de la última década en Galicia y las lluvias en mayo siguieron siendo habituales. Así que el conocido refrán «cuando marzo mayea, mayo marcea» tampoco se cumplió este año.

Entre marzo y mayo sí que se cumplió «en abril, aguas mil». Este es un refrán que se aplica sobre todo al interior de la península y no tanto a Galicia, donde los meses más lluviosos siempre son noviembre y diciembre. Sin embargo, abril ha sido húmedo, con más de veinte días de precipitaciones en algunas localidades. De momento, junio parece que va encaminado a cumplir eso de «si San Antonio se presenta fresco y nublado, después San Juan vendrá caluroso y despejado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Hasta el 50 de mayo no te quites el sayo