El pronóstico del tiempo que cambió la historia

La meteorología jugó un papel destacado a favor de los aliados en esta histórica batalla. Descubre los porqués

El pronóstico del tiempo que cambió la historia La meteorología jugó un papel clave en el éxito del desembarco de Normandía, la operación militar más famosa de todos los tiempos.

redacción / la voz

La victoria de los aliados frente a Hitler en la Segunda Guerra Mundial nunca habría sido posible sin la intervención de la ciencia. Fueron matemáticos ingleses, y no un ejército, quienes descifraron el código nazi. Se estima que intervenir las comunicaciones alemanas redujo el conflicto un año y salvó millones de vidas.

En el éxito del desembarco de Normandía también jugó un papel fundamental un grupo de meteorólogos. En la primavera de 1944 la operación Overlord se diseñó con el objetivo de desembarcar a miles de soldados ingleses, americanos y canadienses en Francia. Las tropas alemanas conocían las intenciones de los aliados, así que no solo blindaron la costa francesa sino que llenaron sus playas de minas. Para evitar los explosivos, el desembarco tendría que realizarse en luna llena o nueva, con mareas vivas. De esta forma solo había una ventana de oportunidad cada quince días. Una de ellas se abrió a comienzos de junio. El gran problema era la presencia de una borrasca profunda en el Atlántico norte. Con aquel pronóstico de temporal en la mano, los nazis descartaron el desembarco para esas fechas. Sin embargo un grupo de meteorólogos ingleses y americanos, dirigidos por el noruego Sverre Petterssen, de la escuela de Bergen, donde nació la meteorología moderna, comenzaron a estudiar esa previsión mediante la técnica de análogos que consiste en analizar situaciones anteriores parecidas y ver qué sucedió al final. Entre el 1 y el 5 de junio de 1944 estos científicos se encerraron para diseñar una previsión que acabaría siendo la más importante de la historia. La tensión entre ellos fue máxima. No se ponían de acuerdo sobre la evolución de la borrasca y el anticiclón de las Azores. Unos apostaban por la mejoría del tiempo y otros por la persistencia de la inestabilidad. Finalmente acordaron que el anticiclón ascendería hacia el norte y las condiciones mejorarían en el Atlántico el 6 de junio. Así se lo hicieron saber al general Eisenhower, que no dudó, y dio orden de iniciar la operación esa misma madrugada. El desembarco en las playas francesas se completó con éxito y además permitió coger desprevenidos a los nazis.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

El pronóstico del tiempo que cambió la historia