Más calor en Noruega que en Galicia

Mientras en nuestro país se registran valores por debajo de la media, en el norte de Europa las temperaturas máximas superan hasta 15 grados las cifras habituales en un mes de junio

Cientos de bañistas disfrutando de una jornada de playa en Oslo, que registra temperaturas anormalmente altas estos días
Cientos de bañistas disfrutando de una jornada de playa en Oslo, que registra temperaturas anormalmente altas estos días

REDACCIÓN / LA VOZ

En la primera semana del pasado mes de marzo se dio una situación casi inédita. Las temperaturas fueron más bajas en la montaña de Galicia que en el Ártico. Estos días la configuración atmosférica vuelve a poner el termómetro del revés. Mientras en la península ibérica se registran anomalías negativas, valores por debajo de la media, en el norte de Europa los valores máximos superan hasta 15 grados las cifras habituales en el mes de junio. Una masa de aire cálido asociada a una dorsal anticiclónica está disparando el mercurio. En ciudades como Oslo (Noruega) estos días las máximas superan incluso los treinta grados y las mínimas no bajan de los quince grados. Ese mismo sistema de altas presiones localizado en latitudes más septentrionales también tiene sus efectos en la meteorología gallega ya que obliga a las borrascas a moverse más hacia el sur de lo que suelen hacerlo en esta época del año.

Al menos este sábado el anticiclón de Azores intensifica ligeramente su influencia y eso permitirá tener unas horas de tiempo seco e incluso con un ascenso térmico, que se notará sobre todo en el sur de la comunidad. La tregua no durará demasiado porque el domingo un nuevo sistema de bajas presiones se colará entre el anticiclón del norte y del sur, situándose cerca de Galicia. Dejará chaparrones y temperaturas que serán nuevamente bajas para la época del año. La inestabilidad se mantendrá hasta el martes. «Parece que a partir de entonces el anticiclón se extiende hacia el nordeste dejándonos bajo su área de influencia. De todas formas, la incertidumbre en los pronósticos a partir del miércoles es muy alta y por tanto hay que ir haciendo previsiones con pocos días de alcance si queremos tener fiabilidad», reconoce Francisco Infante, delegado de la Aemet en Galicia.

La previsión para la semana que viene parece que no presentará demasiadas anomalías en cuanto a la lluvia pero sí en lo referente a las temperaturas. «No se aprecia una señal clara en cuanto a precipitaciones por lo que lo más probable es que sea normal y en cuanto a temperaturas será más fría de lo normal, salvo en el norte y noroeste, donde es probable que sea normal», añade Infante.

La primera semana de junio podría ser un poco más fresca de lo habitual pero el pronóstico mensual apunta en otra dirección. «Tanto el Centro Europeo como el sistema conjunto (Centro Europeo/Met Office/Météo-France) no muestran anomalías de precipitaciones para el mes por lo que podemos afirmar que su comportamiento estará en torno a los valores normales. En cuanto a las temperaturas, ambos sistemas muestran una anomalía cálida en gran parte del interior de Galicia, mientras que en el litoral no presenta anomalías», señala el meteorólogo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Tags
Comentarios

Más calor en Noruega que en Galicia