¿Tiene validez mi título extranjero en España? La necesidad de homologar

Los títulos de otros países tienen que pasar por un proceso de homologación para ser válidos en territorio español


Tener una titulación no sirve de nada si no se puede utilizar para ejercer. Esa situación es una en la que se ven envueltas muchas personas procedentes del extranjero que, por un motivo o por otro, han decidido afincarse en España para vivir otro ritmo de vida diferente.

Los títulos de otros países tienen que pasar por un proceso de homologación para ser válidos en territorio español. Un procedimiento que puede ser laborioso y para el que siempre es útil contar con el asesoramiento de profesionales como los de EISAF, empresa especializada en la materia. Puede ser complicado, sí, pero también es totalmente necesario para ejercer.

¿Cómo homologar título en España? Esa es una de las grandes dudas de todos los extranjeros que han decidido pasar a formar parte de la población española en los últimos años. Contar con un título académico o profesional de otro país implica pasar por un procedimiento de homologación si se quiere ejercer al nivel profesional correspondiente, sobre todo en determinadas profesiones que están reguladas por ley.

¿Qué títulos se pueden homologar en España?

En España se pueden homologar todos los títulos académicos y profesionales extranjeros, siempre y cuando se proceda de forma adecuada. Es algo obligatorio, sobre todo para los trabajadores de determinados sectores.

Toda profesión regulada según el Anexo I del Real Decreto 967/2014, de 21 de noviembre, exige que se homologue el correspondiente título extranjero para poder ejercerla. Así, médicos, ingenieros, enfermeros, arquitectos y abogados, especialmente, deben pasar por este procedimiento si quieren seguir trabajando como tal en territorio español. No hacerlo puede ser muy grave tanto para ellos como para las empresas que los contraten.

Conviene no confundir homologación con equivalencia. Esta última, aunque sigue un proceso bastante similar, no habilita para poder trabajar. Es algo útil para quienes quieren contar con el certificado de haber superado determinados estudios, pero no quieren trabajar ejerciendo la profesión correspondiente.

Cómo homologar tu titulación en España

Para homologar tu titulación en España solo necesitas conectarte a Internet y acceder a la web del Ministerio de Educación. Esta entidad es la que se encarga de validar o denegar el trámite de homologación.

Es necesario presentar cierta documentación que, además, debe estar acompañada de dos copias compulsadas en caso de proceder de fuera de la UE, como también tener traducción jurada si no está en español. Son dos detalles importantes que, además, suelen provocar bastantes rechazos a la hora de solicitar la homologación, dado que muchos los pasan por alto.

En concreto, los documentos a presentar son una o varias copias del documento de identidad, de los certificados de notas de los cursos realizados para obtener el título, del propio título y del recibo del abono de la cuota 079, pago vinculado al formulario 790 necesario para este procedimiento.

 Médicos y enfermeros que cuenten con una antigüedad mayor de 5 años para su título correspondiente tienen, también, que presentar un certificado de buena praxis que deben solicitar al colegio oficial de su país de origen. Sin él, es imposible ejercer en el sector de la salud.

Cuánto hay que pagar

Como ya hemos mencionado, hay que abonar una tasa para poder cerrar el trámite. La homologación de un título profesional o académico extranjero no es gratuita, de hecho, la tasa 079 tiene un importe de unos 160 euros a abonar en un solo pago o fraccionando en varios.

 Es uno de los requisitos fundamentales para homologar, por lo que no se puede pasar por alto. Afortunadamente, el fraccionamiento es una opción para quienes no quieran o no puedan hacer el abono íntegro desde el primer momento. Organizaciones como EISAF se encargan de gestionarlo para que resulte más sencillo y más asequible, o al menos accesible, para quienes lo necesiten.

Solicitar asistencia, ¿es aconsejable?

Homologar tu título extranjero en España es algo que puede resultar bastante laborioso. Hay que recopilar bastante documentación, rellenar el formulario de forma adecuada, procurar traducciones juradas en caso de ser necesarias y tener unos certificados adicionales en función del sector.

A todo esto hay que sumar también que, en determinadas circunstancias, se aplica una convalidación parcial que exige cursar varias asignaturas extra en alguna universidad española para contar con la validación necesaria. También, el abono de una cuota que se puede afrontar directamente o a plazos.

Todo eso suma, y tiene como guinda un largo periodo de espera que suma 6 meses más si hay algún fallo a la hora de hacer el trámite. Debido a esto, lo más aconsejable es acudir a un equipo como el de EISAF. Esta compañía se encarga de gestionarlo todo, desde la documentación hasta los pagos o las convalidaciones, de forma que no tengas que preocuparte por cada pequeño detalle.

 Es totalmente aconsejable solicitar asistencia porque, aunque ahora sea más fácil que antes, sigue siendo algo engorroso y complicado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Tiene validez mi título extranjero en España? La necesidad de homologar