Innovación y conocimiento: herramientas del campo para hacer frente a la crisis

Xoán Ramón Alvite Alvite
X. R. Alvite REDACCIÓN / LA VOZ

TERRA

ALBERTO LÓPEZ

Las granjas de la comunidad apuestan por la tecnología y por nuevas prácticas agronómicas para reducir sus costes de producción y mejorar la eficiencia en una coyuntura adversa

26 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

El campo gallego está contra las cuerdas. Con un incremento de los costes de producción de casi el 40 % durante el último año, la inmensa mayoría de las granjas ni siquiera consiguen cubrir sus gastos con el dinero que reciben por la leche o la carne que entregan a la industria.

En este sentido, ni aún teniendo la ley de su parte —la nueva normativa sobre el funcionamiento de la cadena alimentaria prohíbe la venta a pérdida— consiguen repercutir sobre la materia prima que venden el encarecimiento experimentado por su actividad. Una situación que se ha agravado durante el último mes y medio con la invasión de Ucrania o la huelga de los transportistas.

Aún así, lejos de bajar los brazos, la mayoría de explotaciones han apostado por reinventarse y echar mano de la histórica capacidad de sufrimiento y superación de un sector acostumbrado a vivir en un contexto de crisis permanente. Bien sea con la puesta en marcha de nuevas prácticas agronómicas, realizando cambios en los sistemas de manejo del ganado o mediante la implementación de diferentes tecnologías encaminadas a reducir sus gastos fijos, las granjas gallegas vuelven a demostrar su condición de líderes absolutos, ya no solo en producción, sino también en capacidad de resiliencia.