Diez meses en los que el campo gallego se juega gran parte de su futuro

X.R. ALVITE REDACCIÓN

TERRA

PALACIOS

La reforma de la Política Agraria Común y la recuperación de los precios en origen, principales desafíos a los que se enfrenta el sector agroganadero en este 2021

23 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Este no será un año más para el campo gallego. Si en 2020 su principal reto -se consiguió con nota- fue el de garantizar, en plena pandemia, el abastecimiento suficiente de alimentos de calidad al conjunto de la población, ahora el desafío es todavía mayor dado que pasa por sentar las bases que garanticen su propia supervivencia a corto y medio plazo. Sin ir más lejos, durante los próximos meses se decidirán los criterios de aplicación de la nueva Política Agraria Común (PAC) en la que Galicia, no solo se juega más de 2.000 millones de euros en los próximos siete ejercicios, sino también la puesta en marcha de una ambiciosa agenda social y medioambiental que tendrá importantes implicaciones para el sector agroganadero. Con todo, si la evolución sanitaria es la esperada, 2021 debería ser también el año de la recuperación del consumo y, consecuentemente, de la economía para algunas actividades que, como el caso de la cárnica, han sufrido enormemente los efectos de la pandemia.

 Reforma de la pac

Una tarta de más de 2.000 millones. Durante el presente año se establecerán las normas de aplicación en España de la PAC para el período 2021-2027. Un amplio paquete normativo en el que Galicia se juega, además de un montante económico superior a los 2.000 millones, su liderazgo en el sector agroganadero. De hecho, tanto las asociaciones profesionales agrarias como la propia administración autonómica insisten en la necesidad que el Plan Estratégico Nacional recoja las particularidades del campo gallego y que los fondos comunitarios sirvan para apoyar un modelo de explotación familiar agraria sustentable que ayude a fijar población en el rural. La nueva PAC también traerá consigo un aumento de las exigencias medioambientales que Galicia debe ver como una oportunidad para mantener, e incluso aumentar, su actual régimen de ayudas.

Los precios

Más consumo de carne. El sector cárnico está siendo de los más afectados por la evolución de la pandemia. De hecho, las restricciones de funcionamiento que sufre el canal Horeca (hostelería y restauración) están lastrando las economías de los productores de carne vacuna, avícola o porcina. En este sentido, la recuperación del consumo, y consecuentemente de los precios, es uno de los principales retos a los que se enfrenta la ganadería de carne durante el presente ejercicio. De que se consiga depende la supervivencia de más de 20.000 explotaciones que cada año producen más de 500 millones de kilos de carne.