«Hay que satisfacer la demanda, pero manteniendo nuestra esencia»

Gladys Vázquez REDACCIÓN / LA VOZ

TERRA

Alberto Lamas dirige esta firma que produce la leche con la que después fabrican sus conocidos quesos
Alberto Lamas dirige esta firma que produce la leche con la que después fabrican sus conocidos quesos

Desde Curtis, Alberto Lamas y su familia mezclan la innovación de su explotación láctea, A Campa Legacy, con la tradición en la elaboración de sus quesos bajo la marca Queinaga

23 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Sus productos figuran año tras año entre los diez mejores. Sus premios a los quesos más destacados se suman por decenas. Y es que la ganadería A Campa Legacy y la quesería Queinaga son las dos caras de la misma moneda. «Mis abuelos tenían las vacas. Mi padre montó la quesería hace 25 años y yo aumenté toda la parte de la ganadería», dice Alberto Lamas, actual responsable de esta compañía de Curtis, que se encarga de toda la cadena de producción. La leche de sus vacas es la materia prima de los quesos que Queinaga vende en todo el país y que incluso exporta.

—Ustedes son la muestra de que la modernización no está reñida con el sector primario.

—Desde luego. En la parte de la ganadería nos caracteriza la robotización e informatización. Hoy en día somos una de las granjas más modernas de toda Europa porque tenemos el ordeño y la alimentación toda robotizada. En esto somos pioneros en el país.

—¿Innovación que también prima en la quesería?

—En el producto final transformado lo que se valora es que sea casi al revés, que sea lo de toda la vida. Fabricamos 2.500 kilos de queso al día así que hay que jugar entre la mezcla de los kilos de queso que se producen y que no se convierta en un producto industrial. Hay que satisfacer la demanda, pero manteniendo la esencia. Usamos las formas de fabricar de antes sin insistir en la modernización.