Doce cócteles para dejar por un día la cerveza y el vino

Los combinados reclaman su lugar para convertirse en alternativas a las típicas bebidas a las que todo el mundo recurre cuando está de celebración


Redacción

Reconozcámoslo. España no es un país de cócteles. Somos más de una caña con los amigos al salir de trabajar, un vino durante la cena, una copa de cava en las celebraciones o una sangría para los días de verano. Es así, y no hay vueltas que darle. Y eso a pesar de que, aunque las mezclas son un habitual desde siempre, el arte de la coctelería como tal no es algo de hace dos telediarios, sino que se remonta a principio del siglo XIX. Sin embargo, el cine, como en muchas cosas ha hecho mucho, y muchos han crecido escuchando a James Bond pidiéndose un Dry Martini o a Carrie Bradshaw de Sexo en Nuevo York con un Cosmopolitan en la mano. Así, y con este bagaje cultural, muy poco a poco, los cócteles se han ido ganando un hueco en las carteles de bares, pubs y discotecas, algunos especializándose en los combinados más glamurosos o complejos de un amplio catálogo que llega, como mínimo, a las tres cifras -o así por lo menos lo señala el libro 501 cócteles que no puedes dejar de probar de Guillermo Ruiz Carreras-.

Pero no hace falta salir de casa para perderse entre esos líquidos de colores llamativos y miles de sabores que se mezclan en uno solo. En el calor del hogar tirando de recetas -como las que se pueden encontrar en Cóctel. Los Secretos Más Exclusivos de Tupac Kirby- también se pueden disfrutar, siempre que se tenga a mano una buena colección de vasos o copas, así como de unas cocteleras o el siempre recurrente set -como el básico Balvi Gris con jarra con pico vertedor, un colador con espiral «gusanillo» y una cuchara que termina en un pequeño martillo para picar o el juego WMF Loftque se pueden encontrar en El Corte Inglés.

Ya sea en casa o fuera, con una amplia gama por delante y ante tales novedades, muchos se sentirán perdidos y sin saber qué cóctel elegir para no equivocarse y dar con el combinado perfecto y adecuado a los gustos de cada uno. Lo que no sabemos es que hay uno al gusto de cada persona, o casi.

1. Alexander

Es la esencia del Londres de los años 20. Muchos dicen que tiene un origen real, ya que el rumor de que fue concebido en la boda de Princesa Real y Vizconde Lascelles aún corre por los pasillos de los fans de este combinado. A base de ginebra, licor de cacao y nata, sirve como base de otras recetas como el popular Brandy Alexander, que se hizo famoso en la película Días de vino y rosas de Blake Edwards, y que sustituye la ginebra por una de las bebidas favoritas de los más tradicionales: el brandy.

-Ingredientes: 30 mililitros de Brandy, 30 mililitros de crema de cacao, 60 mililitros de nata líquida, nuez moscada o canela rayada y una fresa.

-Elaboración: Verter el hielo, el Brandy, la crema de cacao y la nata liquida en la coctelera y agitar muy bien. Colar en la copa. Decorar con una fresa y espolvorear canela o una pizca de nuez moscada.

2. Bloody Mary

En honor de la reina María I de Inglaterra -famosa por mandar a la hoguera a los protestantes-, este combinado apareció en el bar Nueva York de París allá por el año 1921. A base de vodka y zumo de tomate, se le considera el «cóctel de la resaca» ya que el uso del jugo de esta hortaliza siempre ha sido recomendado para los dolores de cabeza que aparecen después de una noche de fiesta y excesos con el alcohol.

-Ingredientes: 45 mililitros de vodka, 90 mililitros de zumo de tomate, 15 mililitros de zumo de limón o de lima, 3 gotas de salsa Worcestershire, tres gotas de salsa de Tabasco y una pizca de sal y pimienta negra.

-Elaboración: Echar cubitos de hielo en un vaso grande. Añadir el vodka, la salsa Worcestershire, el Tabasco y el zumo de limón o lima. Rellenar con zumo de tomate hasta el borde. Mezclar bien todo y aliñar al gusto con sal y pimienta.

3. Caipiriña

Procedente de Brasil, aunque originariamente tenía como base la cachaça -la bebida alcohólica más popular en el país americano que se obtiene a partir de la caña de azúcar fermentado- y el azúcar, en la actualidad existen mil y una forma jugando con colores y sustituyendo su ingrediente principal por el ron o el vodka. Lo que no ha cambiado es un presentación con pajitas. Y es que el secreto de la caipiriña es beber primero el líquido de la parte inferior del vaso.

-Ingredientes: zumo de media lima o medio limón, 50 mililitros de cachaça y 20 gramos azúcar.

-Elaboración: Lavar bien las limas o limones y cortarlos en gajos. Colocar los trozos de lima en un vaso de boca ancha y agregar una cucharada de azúcar. Con un macerador o mortero, aplastar el limón para que libere su jugo, mezclándose con el azúcar. Agregar hielo picado hasta completar todo el vaso. Verter la cachaça a gusto. Los trozos de limón se dejan trozados en el interior del trago, para que sigan aportando su zumo.

4. Cosmopolitan

La fama actual del Cosmopolitan en buena parte se la debe al habito de Carrie Bradshaw, el personaje protagonista de la serie de televisión Sexo en Nuevo York interpretada por Sarah Jessica Parker, pedir siempre una copa de este líquido en sus salidas nocturnas. A base de vodka y un cierto matiz de fruta ácida, se le considera primo del Margarita y el Martini.

-Ingredientes: 40 mililitros de Vodka, 15 mililitros de Cointreau, 15 mililitros de zumo de lima y 30 mililitros de zumo de arándanos.

-Elaboración: Añadir todos los ingrediente en una coctelera llena de hielo, que debe agitarse bien. Servirse sin hielo en una copa de cóctel, adornado con una rodaja de lima.

5. Daiquiri

Junto con el Mojito, el Daiquiri es una de las bebidas más típicas de Cuba. De finales del siglo XIX, se hace a partir de ron blanco y zumo de limón aunque en la actualidad existen mil variedades jugando con nuevos ingredientes. Este cóctel alcanzó sus máximas cotas de popularidad después de ser uno de los pedidos de Michael Corleone en una terraza en la Habana en el Padrino II. Y es que visitar la capital de la isla caribeña sin hacer una parada en el bar Floridita es casi un delito.

-Ingredientes: 40 mililitros de ron blanco, 20 mililitros de zumo de lima, 8 azucarillos y 4 rodajas de limón.

-Elaboración: Verter en la coctelera el zumo de lima, el ron y el azúcar, añadir el hielo, cerramos y agitar con movimientos secos y en «V». Mojar el borde de la copa de cóctel con zumo de limón y pasar por azúcar. Decorar con una rodaja de limón en el borde de la copa.

6. Dry Martini

Los fans de James Bond se saben la frase al dedillo: «Un Vodka Martini agitado, pero no revuelto». El agente secreto británico más famoso de todos los tiempo, desde el interpretado por Sean Connery hasta el actual de Daniel Craig, pedía su versión con Vodka, pero el combinado tradicional es el hecho a base de ginebra, el Dry Martini es uno de los cócteles más consumidos del mundo, acompañado siempre de su presente aceituna cruzada decorando las copas destinadas expresamente a esta bebida -como las que se pueden encontrar en El Corte Inglés-.

-Ingredientes: 55 mililitros de Ginebra (o vodka para el Vodka Martini) y 15 mililitros de vermú seco.

-Elaboración: Añadir los ingredientes a una coctelera con cubitos de hielo. Remover bien. Servir sin hielo y con una aceituna cruzada.

7. Gin-tonic

Es, posiblemente, el cóctel por antonomasia. El que más encuentros favorables provoca entre las nuevas y mayores generaciones. A base de ginebra y tónica, el Gin-tonic, que nació en India cuando el país aún era una colonia británica, es un magnífico digestivo por su conjunción de amargos, dulces y anisados. Eso sí, prepararlo tiene su maña y también su secreto -tal y como desvela Vador Llado en su libro El Secreto Del Gin Tonic-.

-Ingredientes: un quinto de ginebra, cuatro quintos de tónica y limón.

-Elaboración: Poner los cubitos de hielo en un vaso de tubo. Añadir la ginebra y rellenar con tónica. Decorar con rodajas de limón.

8. Margarita

Es la bebida de Rita Hayworth, o eso cuenta la leyenda de que un camarero mexicano creó la bebida basada en la actriz. Este cóctel está hecho a base de tequila, zumo de limón y licor triple sec.

-Ingredientes: 35 mililitros de tequila, 20 mililitros de licor triple sec y 15 mililitros de zumo de limó o lima.

-Elaboración: Batir todos los ingredientes en coctelera. Servir en vaso de margarita con sal en los bordes.

9. Manhattan

Marylin lo tenía claro en Con faldas y a lo loco: su cóctel era el Manhattan. A base de whisky y vermú rojo, que se suele tomar como aperitivo.

-Ingredientes: 50 mililitros de whisky, 2 mililitros de vermú rojo y una gota de angostura

-Elaboración: Añadir los ingredientes en una coctelera llena de hielo. Mezclar bien. Servir sin hielo en una copa de Martini fría y adornado con una guinda al marrasquino.

10. Old fashioned

Aunque su nombre pueda indicar que esta pasado de moda, más bien todo lo contrario. Y si no que se lo digan a Don Draper de Mad men. A base de whisky o bourbon, su popularidad es tal que dio nombre al clásico vaso bajo de whisky.

-Ingredientes: cuatro partes de whisky, bourbon, o blended, un terrón o una cucharada sopera al ras de azúcar, dos gotas de amargo de Angostura, un golpe de agua o soda, una rodaja de naranja y una cáscara de limón.

-Elaboración: Poner el azúcar en el fondo de un vaso bajo, añadir el amargo de Angostura y agua. Mezclar hasta que se disuelva el azúcar. Con este almíbar pintar todo el vaso. Añadir la rodaja de naranja apretándola un poco para soltar algo de zumo. Añadir dos cubos de hielo, servir el whisky y remover. Terminar con una espiral de limón .

11. Piña colada

Los amantes de lo dulce lo tiene claro. Cantando la famosa canción de Rupert Holmes Escape, es actualmente la bebida oficial de Puerto Rico. Esta bebida alcohólica dulce que se prepara con ron, crema de coco y zumo de piña, es uno de los más famosos alrededor del mundo.

-Ingredientes: 1 litro de zumo de piña, 4 golpes de zumo de coco y 4 golpes de nata culinaria.

-Elaboración: Poner todos los ingredientes en la coctelera, agitar durante unos segundos y verter el contenido en una copa de cóctel.

12. San Francisco

A los que no les guste el alcohol también pueden disfrutar del maravilloso mundo de los cócteles. En este caso, su combinación es el San Francisco. A base de naranja, limón, piña, melocotón, azúcar y granadina, puede ser una opción perfecta para una tarde con amigos.

-Ingredientes: 5 partes de zumo de naranja, 1 de zumo de limón, 2 de zumo de piña, 1 de zumo de melocotón y una de granadina.

-Elaboración: Mojar el borde superior del vaso -preferiblemente uno de tubo- en el que se va a servir con granadina y azúcar. Verter en una coctelera con hielo los ingredientes. Agitar bien. Servir en la copa y decorar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Doce cócteles para dejar por un día la cerveza y el vino