Razones por las que a la gente le gusta la lluvia

La Voz REDACCIÓN

TENDENCIAS

EDUARDO PEREZ

Aunque parezca imposible, este tipo de personas existe y tiene más de una justificación para explicar el motivo de su enamoramiento de los días encapotados

10 dic 2014 . Actualizado a las 11:25 h.

Mientras parece que los trenes de borrascas tan habituales a estas alturas de año se están tomando un respiro para regresar cuando menos se les espere, el mundo vuelve a dividirse entre aquellos que los aguardan como agua de mayo y los que prefieren, porque no les queda otro remedio en diciembre, pasar frío al salir a la calle. Confirman así eso de que, y nunca mejor dicho, nunca llueve a gusto de todos. Y es que aunque a los que están en el otro bando les resulte inconcebible, son muchos los partidarios y los seguidores de las jornadas lluviosas. Y cuando decimos muchos, son muchos. Los primeros en la lista son los gallegos. Sí, ellos mejor que nadie, quizás por las circunstancias meteorológicas que ya impregnan su ADN desde el minuto uno de su vida, saben ver la parte buena de la lluvia. De esta forma, con mucho callo pasado por agua, cuando abandonan su tierra siempre les parecerá poco lo que llueve, y cuando lo hace siempre les dirán a sus acompañantes que eso no es llover, que es una especie de simulacro. Pero no son los únicos. Y razones no les faltan:

- Es buena para la salud. Sí, la lluvia es sana. Y en esta afirmación coinciden tanto los meteorólogos como los médicos. La explicación a que llover sea beneficioso es que al limpiar y humedecer el ambiente se mejora la calidad del aire y, por tanto, del aire. ¿Alguien a visto alguna vez en pleno diciembre a Vigo o A Coruña con una boina de contaminación como la que tiene Madrid durante todo el año? Pues eso.

- Pasear bajo la lluvia. O cantar, como en la película, según como estemos de ánimo. Sea cual sea la opción, pasear bajo el paraguas es un pequeño placer siempre que permanezcamos alejados de los charcos en la carretera y los coches que pasan por encima salpicando. Eso sí, los amantes de la lluvia saben que bajo estas circunstancias hay que salir a la calle preparado. Es decir, un buen impermeable -como este chubasquero transparente de Jo & Mr. Joe-, unas botas de agua para poder saltar a gusto por los charcos -ya sean bajas, como las de Hunter o las de Calvin Klein, o altas, como las moradas de Hunter-, y un paraguas -ya sea en forma de cúpula en color azul de Hunter o con estampado kaos en tonos arena y negro de Tous- o un gorrito -como este de color mostaza de Jo & Mr. Joe-, según las preferencias de cada uno -y otros muchos complementos de lluvia que se pueden encontrar en El Corte Inglés-.