Videojuegos para los pequeños de la casa y para los niños que los adultos llevan dentro

La Voz REDACCIÓN

TENDENCIAS

Porque al final del día, ellos no juegan solos y los padres son compañeros fundamentales a la hora de enredar en la consola

13 oct 2014 . Actualizado a las 12:39 h.

Cada vez que un niño fórmula la pregunta de si pueden jugar con la consola, un padre tiembla. A pesar de que esta demostrado de que no es malo que los pequeños de la casa desarrollen sus capacidades con un videojuego, siempre dentro de unos parámetros de tiempo –una hora como máximo al día- y adaptados a su edad, siguen mostrando reticencias. Que si sería mejor que jugaran fuera practicando algún ejercicio físico, o quizás que leyeran o realizaran algún tipo de actividad de corte más intelectual. A los progenitores les preocupa, y mucho que sus hijos, nativos digitales, se centren en todas las nuevas tecnologías que los rodean y se olviden del resto de la realidad. Es un miedo normal y comprensible.

A pesar de ello, los expertos lo tienen claro y aseguran una y otra vez que un consumo racional de nuevas tecnologías, ya sea en forma de ordenador, tableta o consola, es más que beneficioso para el aprendizaje y desarrollo intelectual del pequeño. Bajo la supervisión paterna y tomando precauciones relacionadas con el tiempo que pasan con ella y con la adaptación a su edad, los videojuegos no tienen porque ser un dolor de cabeza para los padres. Al contrario. También se puede convertir en un punto de unión entre progenitores e hijo.

A pesar de la edad que los separa, todos los adultos esconden en su interior un niño dentro. Esa faceta infantil que se esconden bajo miles de preocupaciones y tareas, y que sale a relucir cuando un niño se cruza en su camino. Y en un mundo en el que la variedad es la reina, los videojuegos -y la mejor oferta se puede encontrar en el especial Futurea hasta el 19 de octubre de El Corte Inglés- permiten encontrar el punto medio que permita disfrutar a los más pequeños y a los no tan pequeños.

Hazte con todos

Aunque a muchos les queden ya lejos en el tiempo cuando las televisiones colocaban en sus sobremesas infantiles a los dibujos de Pokemon, en realidad la franquicia comenzó en el mundo de los videojuegos. Si el padre o la madre quiere que sus hijos disfruten con Pikachu y sus amigos la opción de estos videojuegos siempre esta presente. Ya sea en con la versión zafiro o rubí, con más de veinte años a sus espaldas siguen siendo una elección que casi nunca falla.

¿Quién vive en la piña debajo del mar?

Sí, Bob Esponja también está en versión videojuego. Con La venganza del plankton para PS3 se combina la acción y la aventura en tercera persona para detener a la nueva amenaza de Fondo de Bikini. Una de las grandes ventajas de este juego es su modo cooperativo hasta cuatro jugadores podiendo elegir no solo a Bob Esponja sino también a Patricio, Calamardo, Don Cangrejo o Arenita Mejillas.

Una de héroes

Con Kirbi: Triple Deluxe para Nintendo 3DS, convertirse en héroes ya es posible. Con este título, este pequeño héroe rosa, uno de los que más cosas hace del mundo, se dedicará además a absorber enemigos para coger prestados sus poderes.

Para los futboleros

El FIFA y el Pro Evolution no son las únicas posibilidades para los amantes del balón pie. Si se busca algo diferente para los pequeños de la casa el Inazuma Eleven Go Luz Light para Nintendo 3DS es la elección. Este videojuego mezcla aventura y acción con el deporte y, de esta forma, los porteros tendrán manos gigantes y los tiros a puerta saldrán como cohetes. Y es que futbol y fantasia pueden ser perfectos aliados para padres e hijos.

Un poco de música

Si tus pequeños son fans de la serie argentina Violetta ya no hay más que pensar. Para Wii, Violetta: Ritmo y Música es la única opción para ellos. Viajando por el mundo, eligiendo la ropa de la protagonista y con la música como centro del juego, no habrá quien pueda resistirse.