Los herederos del Karate Kid de la máquina del bar

La Voz REDACCIÓN

TENDENCIAS

videojuego

La nostalgia es el motor que mantiene vivos, empujándolos a reinventarse, los títulos más míticos de los videojuegos de lucha

27 ago 2014 . Actualizado a las 18:29 h.

No ha sido a los tres días, pero nos vale igual. Los videojuegos de lucha comenzaron a resucitar lentamente una vez que los salones recreativos y las maquinitas del fondo del bar, equipadas con joysticks y botones azules y rojos, presentaron, con el mismo sosiego, síntomas de agonía. Hoy, los supervivientes son casi lugares y objetos de culto -vamos a ver cuánto tardan estos cacharros lúdicos en adornar salones y bares de Malasaña- y sus inquilinos, los videojuegos, grandes clásicos añorados por los que aprendieron a caminar en la década de los 70 o a principios de los 80.

Pero la todopoderosa tecnología ha sido capaz de recuperar no solo los títulos más populares de entonces, sino de recrear, con una buena dosis de nostalgia aliñando la receta, la misma experiencia que entonces arrancaba a golpe de moneda. Los más adorados, los videojuegos de lucha, las batallas que desorbitaban los ojos de medio barrio, se han mantenido vivos, sin rastro de polvo, con el paso de los años. Algunos incluso se han reinventado con tino, trasladándose del gran armatoste de metal a la videoconsola primero, al ordenador después y, ahora, a los dispositivos móviles, como los smartphones o las tabletas.

Para los incrédulos, aquellos que siguen aferrados a la idea de que emular los aparatos recreativos es imposible, a los que buscan volver a temblar frente a la gran pantalla de la mítica cabina, aquí van algunos títulos que les harán cambiar de opinión -todos ellos se pueden adquirir en El Corte Inglés-: