El otoño llama a la puerta de casa

El arranque del curso reclama un orden nuevo en el hogar, crear un ambiente templado y acogedor, sin perder la alegría

sf hogar

Redacción

Muebles, ropa de cama, téxtiles de hogar, decoración... Tu casa también se merece un poco de atención ahora que, concienciados del inicio del nuevo curso escolar, de la vuelta al trabajo o, simplemente, del cambio estacional que altera no solo las temperaturas, sino las rutinas diarias, los horarios y el orden de las cosas, decidimos, como cada septiembre, volver a empezar. Los cambios siempre son buenos. Encaminados por naturaleza a mejorar, es conveniente que abarquen, dentro de nuestras posibilidades, todos los ámbitos que nos rodean. Y un par de modificaciones en el hogar, harán que nuestra casa respire un aire nuevo, motivador y moderno más que preparado para acoger al otoño.

El Corte Inglés nos lo pone más fácil todavía, con un 30 % de descuento en una selección de colecciones de ropa de hogar de firmas como Ralph Lauren, Calvin Klein, Purificación García o Gant y un 25 % en fundas para sofás y sillones. Todo gracias a su Semana Fantástica, que también encoge los precios en los colchones, almohadas y menaje. Pero, ¿cómo decidirnos por una u otra adquisición? ¿qué se lleva esta temporada? ¿Con qué podemos enriquecer nuestros hogares, para hacerlos más acogedores de aquí en adelante?

Cuatro son los tonos básicos que no podemos pasar por alto este otoño. Los ocres, rojos y anaranjados son los principales. Camuflados con la estación que desnuda los árboles y viste el suelo de alfombras anaranjadas, los colores tierra se cuelan en los hogares para ubicarnos, como es debido, en los meses de castañas, anoraks, mantas y cafés. Los morados y grises, tal vez un poco más descarados, llegan sin embargo pisando fuerte en este último tramo del 2013. Su combinación es perfecta, en cualquiera de sus gamas. Tanto tirando al rosa, como al púrpura más puro, encajan a la perfección con los colores granito y pizarra. Perfectos, sobre todo, para ambientes contemporáneos, dormitorios de matrimonio limpios y sencillos o salones modernos e incluso minimalistas.

Los verdes son siempre una buena alternativa. El color de la esperanza da vida y alegría a cualquier estancia. Lo hacen los tonos hierba y manzana, pero también los verdes más apagados, que siempre sientan bien. Los oliva, botella y el tono militar casan como pocos con los tonos otoñales, idelaes para los textiles caseros y perfectos si además llevan estampados geométricos. Y, como cuarta alternativa, podemos alargar la vida veraniega de los turquesas, sobre todo en las cocinas, para que nuestros desayunos, comidas y cenas no pierdan vida ni fuerza.

Lo cierto es que, más allá de la revisión de los colchones, sofás y almohadas, lo más inteligente es renovar los textiles. La ropa nueva de cama, los cojines, colchas, funda o alfombras dotarán a nuestro hogar de una imagen completamente distinta. Como constante, se llevan las telas pesadas en las estancias para adultos, el terciopelo es una buena opción. En cuanto a las habitaciones de los más pequeños, la tendencia salta al otro extremo: los materiales ligeros, livianos, casi como un suspiro. Telas con aspecto frágil, pero resistentes, en colores vivos y simpáticos dibujos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El otoño llama a la puerta de casa