El gazpacho, parte indispensable de la dieta mediterránea

Su elevada carga en sales le proporciona la categoría de bebida isotónica gracias al tomate


Con el verano encima y en plena operación bikini, lo que más apetece tomar son cosas frías que nos ayuden a refrescarnos y no hay mejor recomendación que la del gazpacho. El más conocido es el andaluz, hecho a base de tomates maduros, pimientos verdes y rojos, pepino, cebolla, ajo, pan, aceite de oliva, vinagre, agua y sal.

Su elevada carga en sales le proporciona la categoría de bebida isotónica gracias al tomate y ayuda a evitar la deshidratación propia de épocas de temperaturas elevadas.

Su mayor beneficio es su alto contenido en vitaminas, minerales, nutrientes, además de vitaminas A, C y E.

Parte indispensable de la dieta mediterránea, durante muchos años ha estado asociado a las mesas más humildes, el paso del tiempo ha colocado en un lugar privilegiado que no entiende de posiciones sociales.

La receta

Ingredientes: 500 g de tomate rama, 50 g de pepino, 50 g de cebolla, 50 g de pimiento verde, 100 g de pan duro, 1 diente de ajo, comino, 150 ml de aceite de oliva, 50 ml de vinagre, sal, 500 ml de agua

Elaboración:

Troceamos todos los ingredientes, los colocamos en un recipiente, incorporamos el aceite, el vinagre y el agua, sazonamos y dejamos macerar la noche anterior. Al día siguiente trituramos todo hasta conseguir un caldo fino y colamos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

El gazpacho, parte indispensable de la dieta mediterránea