México, el cuero en verano y los años treinta protagonistas en Sao Paulo

La marca Cavalera presentó una colección de los diseñadores Fabiano Grassi e Igor de Barros, con escenografía de Alberto Hiar, en la que se homenajeó a la cultura mexicana en un espacio externo de la Bienal de Ibirapuera.


Los matices de la cultura mexicana, una osada propuesta para el verano con prendas de cuero y el estilo clásico de los años treinta protagonizaron hoy los tres primeros desfiles del tercer día de la Semana de la Moda de Sao Paulo.

La marca Cavalera presentó una colección de los diseñadores Fabiano Grassi e Igor de Barros, con escenografía de Alberto Hiar, en la que se homenajeó a la cultura mexicana en un espacio externo de la Bienal de Ibirapuera.

La procesión del «Día de Los Muertos», el estilo de la pintora Frida Kahlo y los enmascarados y robustos luchadores de la Arena México, acompañaron la propuesta para el verano del próximo año de la marca brasileña.

Las modelos, con la música mariachi de fondo, desfilaron vestidos cortos con proporciones amplias y ropas estampadas con calaveras y figuras del rock, como la fallecida cantante estadounidense Janis Joplin.

Por la pasarela al aire libre se vieron también esqueletos danzarines y luchadores enmascarados.

En la propuesta predominan los colores negro y blanco apagado, mezclados con amarillo, damasco, rojo, azul y verde y las modelos complementaron su vestuario con cabellos trenzados adornados con flores, pendientes grandes y sombreros que evocaron a Kahlo.

En el segundo desfile, la brasileña Gloria Coelho rompió con el estereotipo de que el cuero es un material exclusivo para las propuestas de invierno y en su opción para las tendencias de la moda en el próximo verano creó una colección con piezas de corte recto hechas con cuero en tiras.

Los colores azul, naranja y amarillo le dan vida a los vestidos confeccionados a partir de cuadrados y rectángulos beige, negros, rojos y blancos.

Las túnicas estampadas con imágenes de los signos del zodíaco, también en cuero recortado, sobresalen en la colección.

El sastre Mario Queiroz, acostumbrado al universo de la moda masculina desde hace dos décadas, incluyó esta vez en su desfile, el tercero del miércoles, una muestra de sus creaciones para el público femenino.

En el desfile mixto, mujeres y hombres lucieron vestidos y trajes que combinan el estilo clásico de los años treinta con el dinamismo contemporáneo.

La propuesta femenina tiene como inspiración el universo masculino, pero agrega bordados con cristales y pantalones más amplios, en colores sobrios con el gris como predominante y algunos detalles en hilos de plata.

«Pensé en la mujer práctica, con un visual de oficina, casi burocrático y no con la intención de mostrarse exhuberante», manifestó a periodistas el modista brasileño.

La tercera jornada de la Semana de la Moda de Sao Paulo se completaba con los desfiles de las marcas Huis Clos, Osklen y Colcci, esta última con el actor estadounidense Ashton Kutcher entre los modelos.

Según la empresa municipal de turismo de Sao Paulo (SPturis), la Semana de la Moda que se realiza hasta el próximo sábado en la Bienal de Ibirapuera genera en la ciudad negocios por 1.300 millones de reales (unos 819 millones de dólares) y atrae más 100.000 asistentes al evento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

México, el cuero en verano y los años treinta protagonistas en Sao Paulo