El blanco y el minimalismo dominan la Semana de la Moda de Nueva York

No es el caso de Yohji Yamamoto. El famoso diseñador japonés se mantiene fiel al negro y a los modelos desestructurados.


El blanco y el minimalismo dominan las colecciones prêt-à-porter de la temporada primavera-verano 2011 presentadas en Nueva York, donde el diseñador Tommy Hilfiger celebró los 25 años de la marca.

«Estoy listo para otros 25 años», declaró Hilfiger, de 59, cuya empresa fue comprada en marzo por 3.000 millones de dólares por el holding Phillips-Van Heusen, también propietario desde 2002 de la marca Clavin Klein. El fundador de la marca sigue en la compañía como director artístico.

«Si Giorgio (Armani), Karl (Lagerfeld) y Ralph (Lauren) pueden seguir, entonces yo también puedo», dijo durante una selecta gala organizada la noche del domingo, tras el desfile en un salón de la Metropolitan Opera, en presencia de decenas de celebridades del mundo del espectáculo.

Antes de Hilfiger, quien presentó una colección, como es habitual en él, muy joven, compuesta de minifaldas plisadas, shorts de colores acidulados y pequeños blazers con galones, la creadora Diane von Furstenberg (DVF) cosechó un gran éxito con su nuevo director artístico, el francés Yvan Mispelaere.

El nuevo colaborador de DVF --además presidente de la Asociación de Creadores Estadounidenses (CFDA)--, que viene de Gucci y también trabajó en Lanvin, Valentino y Louis Féraud, aportó nuevos aires a esta línea primavera-verano.

Von Furstenberg sigue fiel a los estampados, pero los imaginados por Yvan Mispelaere fueron muy diferentes a los de años precedentes. Grandes piezas de puzzle o arabescos que mezclan el camel, el blanco y negro, el bronce, el oro y el verdeceladón (verde claro).

Amplios monos en punto de seda, trajes con chaquetas tres cuartos o fluidos vestidos camiseros acompañados de grandes bolsos con estampados a juego, conforman una colección bautizada «diosa» en homenaje a la bailarina estadounidense Isadora Duncan, trágicamente fallecida en Niza en 1927, estrangulada por su largo pañuelo de seda.

El pañuelo también tuvo un lugar destacado en DKNY. La creadora Donna Karan realizó modelos de una elegancia muy depurada, en los que dominan el caramelo, el negro y el blanco, y donde grandes pañuelos de seda estampada visten el cuello y el escote, cuando no se transforman en blusas e incluso vestidos.

Las redactoras de moda de la Fashion Week neoyorquina aseguran que el blanco, muy presente en la mayoría de las colecciones, ha sustituido al negro como color esencial de un guardarropa que se respete. Alexander Wang y Thakoon Panichgul lo han convertido en el rey de colecciones minimalistas que juegan con la feminidad y la transparencia.

No es el caso de Yohji Yamamoto. El famoso diseñador japonés se mantiene fiel al negro y a los modelos desestructurados, como en Y-3, la línea que ha creado para Adidas, en la que el negro se combina con negro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El blanco y el minimalismo dominan la Semana de la Moda de Nueva York