Cuatro estilos para una misma sintonía

Naturales, aunque muy presumidas, las chicas del grupo Faltriqueira se ponen en manos del estilista gallego para que resalte su belleza natural. ¿El resultado? Cuatro semblantes diferentes para unir sus voces con más fuerza


El grupo Faltriqueira, surgido en Pontedeume, nació de la música tradicional para consolidarse como un proyecto vocal autónomo. No son simples pandereteiras sino que, concierto a concierto, están demostrando que profundizan en la melodía y letra de las canciones para dotarlas de un aire personal. Se trata de un grupo que rompe moldes. Ya su primer disco, Faltriqueira, lograron posicionarlo como décimo del mundo en su estilo, música de raíz o músicas del mundo. Sus temas frescos y juveniles no pasan de moda, y son ejemplos de ello Cantiga bailada o Muiñeira redonda.

Aunque fue en su segundo trabajo discográfico ?Efffecto Faltriqueira, del año 2006? donde Ana Leira, Carolina Rodríguez, María López y Teresa García han manifestado una gran capacidad para mezclar sonidos, además de adaptar y componer sus propios temas. Tal es el caso de Fatu yo, canción de origen senegalés, o Adiós, en el que se pueden escuchar ritmos del Este europeo.

Sin embargo, la historia del grupo es mucho más. Poco a poco han ido adquiriendo méritos. «Es una carrera de fondo», explica María. Numerosas colaboraciones con artistas y grupos de la talla de Víctor Manuel, Oskorri, Ibón Koterón o Tejedor, así como actuaciones junto a Mike Oldfield o participaciones en varios recopilatorios de músicas del mundo, han hecho de Faltriqueira un grupo de renombre internacional.

Viejas melodías

Una de las características que define a este cuarteto es la de llevar las melodías ya conocidas a su terreno, para adaptarlas e introducir nuevos sonidos. Disfrutan cantando sus temas, en los conciertos se les hace difícil escoger el repertorio ?«todos son especiales por algo: melodía, letra, música... nos gustan todos», revela Ana?.

Conocidos temas de Andrés do Barro, Fuxan os Ventos o Víctor Jara ya han sido versionados por Faltriqueira en un intento por recuperar los clásicos y adaptarlos a los gustos actuales.

Para acompañar su música, las cuatro mujeres apuestan por llamar más o menos la atención. «En definitiva, somos mujeres, femeninas y presumidas, pero que apuestan siempre por la naturalidad y la frescura», dicen. Vestidas de azabache y adornadas por la flor del rosal, comenzaron la temporada en abril del 2008. «Partimos de Pontedeume con la p de Paca Peca y con la p de Polola en el estilismo [...]».

Son cuatro voces empapadas de sentimiento y cubiertas de sensibilidad, ese es su santo y seña ?musicalmente hablando?.

A pesar de no ser modelos profesionales ofrecieron su imagen más bella y atrevida gracias a la diestra dirección del fotógrafo Manuel Marras, que les provocó más de una carcajada en la sesión de fotos de más de seis intensas y divertidas horas, lo que facilitó las poses de las cantantes.

Tienen claro que necesitan mejorar su imagen escénica para ganar presencia y fuerza, «pero este tendrá que ser un proceso natural donde nosotras mismas nos encontremos a  gusto», comentan.

Cuando salen a escena cambia su imagen, «aunque seguimos manteniendo la personalidad propia de cada una». Al fin y al cabo, tienen que sentirse ellas mismas para defender en el escenario, con sinceridad, lo que son, tanto en grupo como individualmente. «¿Y qué somos? Pues un todo, un conjunto, una unidad, un efffecto, una faltriqueira llena de calor»...

ANTES. El grupo Faltriqueira llegó a La Voz de Galicia enfundado en camiseta y pantalón cómodo haciendo gala de un estilo informal y muy urbano. La transformación fue radical.

DESPUÉS. A la última, con diversos estilos, las chicas posan entre bobinas de papel en las instalaciones de La Voz de Galicia. El estilista ha mantenido al grupo sin conexión estilística, resaltando su belleza individual.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos

Cuatro estilos para una misma sintonía