Cómo estar a la última

Alba Conde, Pernas, Verino, Purificación García, Adolfo Domínguez... nos enseñan los nuevos imprescindibles


Ha llegado oficialmente el otoño. Las rebajas han terminado y es tiempo de renovar el ropero. Las tendencias están claras. Taconazo, cuadros y mucho color. Pero como todas las temporadas, la moda es libre y cada diseñador busca una imagen personal que los amantes de lo último hacen suya. Los diseñadores gallegos nos muestran los must have más favorecedores.

Triunfa Escocia. ¿La inspiración? La de la familia real británica en su castillo de Balmoral. ¿Los must? La camisa de cuadros rojos para combinar absolutamente con todo. Apuesta también por americanas de tartán, faldas estilo colegiala con trabillas a los lados e incluso pantalones. La elegancia se renueva con volúmenes arquitectónicos que se verán en faldas y en chaquetas. ¿Las prendas it? Las faldas tubo, las minifaldas con volumen y el eterno comodín: la chaqueta. Una novedad: esta temporada las faldas bajan hasta más allá de las rodillas y se rescatan las camisas con lazada al cuello.

Para el frío...

Las prendas de abrigo ganan protagonismo. De cuero, de paño, largo, muy corto... hay muchas posibilidades que combinan con faldas rectas que sobrepasan la rodilla. También los pantalones cambian: anchos a la cadera y más cortos. Pero lo más llamativo de este otoño empieza por los pies. El tacón se vuelve imprescindible. Se apuesta por los botines, las botas extralargas o los salones bicolores.

En cuanto a los bolsos, la bandolera es la reina aunque de día se imponen los grandes bolsos de piel y los minibolsos de colores para la noche.

TRIUNFAN LOS COLORES BRILLANTES. Azulón, verde, amarillo, granate... y blanco-negro-gris. Esta temporada los colores iluminan los días más grises con atrevidas tonalidades que se plasman en todo tipo de prendas. Para las más atrevidas, el mundo del panti regresa al pasado para dibujar curiosos jaspeados y teñir figuras geométricas.

IMITANDO A ESCOCIA. Los cuadros en vestidos estilo colegiala y en camisas con vaqueros son definitivamente el uniforme oficial de las más jovencitas. Se apuesta por una imagen muy informal que se entalla a la cintura dibujando la silueta, pero con un aire casual.

LA MODA SE MIRA DESDE ARRIBA. Botón, bota o zapato... pero siempre con un generoso tacón. Se llevan anchos, pero, para quien se atreva, el invierno ofrece lujosas agujas que sostienen verdaderas obras de arte. Antonio Pernas se distingue por sus diseños femeninos, utilizando materiales como piel, terciopelo y charol.

LA NUEVA LADY. Se ha hablado mucho de la mujer del siglo XXI que se viste imitando la sastrería masculina. El traje pervive pero se adentran nuevas prendas muy cómodas y femeninas que muestran a la verdadera «nueva mujer» todoterreno. Punto, grandes camisas con lazadas al cuello y pantalones más anchos y femeninos.

CHAQUETAS DE PIEL, LO MÁS «IN». En cuanto a los abrigos, esta temporada hay que hacerse con dos prendas imprescindibles. Por un lado, el abrigo tres cuartos de paño en algún color brillante y sólido, como el verde hierba o el azulón. La largura de moda baja hasta la rodilla. Además es imprescindible contar con una chaqueta de cuero justo por la cintura, entallada y muy estructurada, dibujando la silueta.

MINI Y SÚPER. Dos opciones para muchos momentos. Los minibolsos vuelven al ropero femenino para la noche y las fiestas o para darle el toque «chic» a un conjunto «sport». Siguen en auge los grandes bolsos, pero este año, armados, de piel y con detalles en otro color para romper la monotonía de un sobrio traje de chaqueta.

IMPRESCINDIBLE: EL VESTIDO. De punto, de gasa, estampado o liso... este invierno el vestido es la prenda fetiche de las amantes de la moda. Se llevan con «leggins» o medias y con zapatos de tacón. Cortos o hasta los pies... las opciones son infinitas, atractivas y cómodas. Alba Conde propone una línea desenfadada pero muy elegante basándose en el rojo ciruela.

GORROS. Uno de los complementos esenciales esta temporada es el gorro, el sombrero o la boina. Se lleva ladeado, de materiales naturales y dejando la cara siempre al descubierto.

BRILLO PARA LA NOCHE. Terciopelo, seda, raso... pero siempre sobre blanco, negro o azul petróleo. La noche se viste de misterio y se engalana ocultándose en cortes asimétricos pero estudiados e inmensos escotes que aportan sensualidad a la mujer. Se prescinde de los complementos y se da protagonismo a la prenda.

«SPORT» Y MUY «CHIC». Nombres como Ennio Morricone, Pier Paolo Pasolini, Bernardo Bertolucci, Brian de Palma o incluso Pedro Almodóvar inspiran el otoño. La sobriedad de los colores y la elegancia de los cortes llevan a vivir sensaciones sacadas de películas de culto donde la elegancia de la sastrería se rige por un corte clásico renovado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cómo estar a la última