Las plataformas también se apuntan a los «realities»

Mediaset prepara un proyecto y Netflix ficha al responsable de «GH»


Madrid / Colpisa

Un nuevo formato de telerrealidad crece en el seno de Mediaset, madre de otros tantos realities. Pero esta vez, su destino no será el abierto, sino su plataforma de pago para suscriptores, Mitele Plus, que se queda sin fútbol la temporada que viene y sin la llegada de nuevas series, que han dado el salto de la mano de Amazon Prime Video, como La que se avecina, Desaparecidos, Madres: amor y vida, y Caronte. El título del espacio dependerá del protagonista y, bajo el nombre de Solo o Sola, el reality será testigo de las aventuras de un personaje famoso que vivirá las 24 horas del día en una casa construida para la ocasión en las propias instalaciones de la compañía en Fuencarral.

La plataforma, cuyo abono cuesta 3 euros al mes o 30 euros al año, ofrecerá para sus suscriptores la señal 24 horas en directo con la casa, donde el protagonista compartirá su día a día, además de recibir visitas y propuestas de retos. De esta manera, Mitele Plus da un paso al frente a la hora de brindar contenido exclusivo, aunque ya venía ofreciendo más tiempo de emisión que en abierto, la conexión arranca media hora antes en la plataforma que en el canal, en los debates de Supervivientes, Gran Hermano o La isla de las tentaciones. Lo mismo que ocurre ahora con la primera parte de la gala de La Casa Fuerte. Además, y como era de esperar, los momentos más destacados de la vida del inquilino en el interior de la casa serán analizados y comentados en los programas de producción propia de Telecinco, que suele usar esa técnica de retroalimentación en multitud de formatos.

Por otra parte, la noticia del nacimiento del reality ha llegado poco después de que se conociese que Álvaro Díaz, hasta esta semana director de Zeppelin, responsable de espacios que reúnen tanta audiencia como Gran Hermano, El tiempo de descuento o Fama, ¡a bailar!, dejaba el cargo tras 20 años vinculado a la productora como director de contenidos, director de programas, productor ejecutivo, guionista, y desde julio de 2016, director general, «para embarcarse en nuevos proyectos profesionales».

El adiós del directivo, conocido como «Alvarito» por los espectadores, ya que así se refería a él Mercedes Milá cuando le hablaba por el pinganillo, se ha producido mientras el «Caso Carlota» sigue en los juzgados.

Fue en el 2017 en GH Revolution cuando presuntamente Carlota Prado sufrió abusos sexuales por parte de su pareja José María López Pérez, a quien la Fiscalía pidió dos años y medio de cárcel el pasado mes de diciembre, semanas después de que multitud de anunciantes retiraran su publicidad del reality. Desde entonces, el programa, que cumplió 20 años en España en abril, no ha vuelto a pisar la parrilla de Mediaset. Esos «nuevos proyectos profesionales» a los que tiene previsto incorporarse Díaz pasan por convertirse en el nuevo director de Entretenimiento de la división española de Netflix, que últimamente parece que también ha decidió subirse al carro del entretenimiento. La plataforma estrenará el próximo 24 de julio el concurso de talentos ¡A cantar! y con Díaz parece querer apuntalar la llegada de nuevos realities, el espacio que más triunfa en la tele tradicional y que aún no se había asentado en las nuevas plataformas digitales, en las cuales dominan, de momento, las series de ficción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las plataformas también se apuntan a los «realities»