Siete teorías sobre el final de «Juego de Tronos»

Los seguidores de la saga fantástica hecha serie llevan desde el 27 de agosto del 2017 dándole vueltas a la cabeza. Esto es lo que creen que pasará dentro de dos semanas

Juego de Tronos pavimenta con esmero su tramo final, su game over, una agonía que arrancará en poco más de dos semanas y que se prolongará hasta finales de mayo. «Ya viene. Nuestro enemigo no se rinde. No se detiene. No siente», advierte solemnemente el triste de Jon Snow en el último avance de la temporada, al descubierto desde hace un par de semanas. Los seguidores más entregados a la causa contraen desde entonces los nervios, trenzando todo tipo de hipótesis para cerrar una historia que echó a andar sostenida por una sólida base literaria que ya no la mantiene. Hace más de ocho capítulos que Juego de Tronos se independizó de Canción de hielo y fuego.

Su final es ahora una incógnita impermeable. Mientras esperamos, recopilamos todas las teorías sobre lo que puede pasar:

(Ojo: a partir de aquí, el texto contiene spoilers. Procedan con precaución) 

1.Tyrion también es un Targaryen

Hay una posibilidad que lleva planeando sobre la intriga de Juego de Tronos al menos desde que Tyrion Lannister pilló desprevenido en el retrete de Desembarco del Rey a ese señor tan insoportable y tan avaro que decía ser su padre. Disparó el enano dos flechazos limpios a golpe de ballesta y acabó con él. El caso es que puede que la semillita de Tywin no hubiese sido precisamente la que dejó embarazada a Joanna, madre biológica del Mediohombre y madre también de los gemelos Cersei y Jaime. Con su último aliento, el cabeza de familia incluso alcanzó a decir a su verdugo: «Tú no eres hijo mío».

La matriarca Lannister, que murió dando a luz al tercero de sus retoños -de ahí el odio irracional de ese padre al personaje raquítico-, podría haber sido violada por Aerys, el Rey Loco, con el que casualmente se cruzó cerca de un año antes del nacimiento de Tyrion durante un torneo en dominios de los leones. Si así fuese, el Gnomo no sería un Lannister, sino un Targaryen. Sorpresa, sorpresa. Y, por tanto, uno de tres los jinetes de los dragones -Daenerys (su hermanastra), Jon (su sobrino) y Tyrion-.

¿Más pruebas que sostengan esta conjetura? Da la casualidad que tanto la madre de Jon como la de Daenerys también fallecieron durante el parto, patrón común en los tres nacimientos. Además, Tyrion fue capaz de acercarse a los dragones en la cripta y casi susurrarles al oído, al igual que Snow en el acantilado, un privilegio de momento solo reservado a este personaje y a la khaleesi, madre de las inmensas criaturas aladas. ¿Sabrán estos bichos quién es de casa y quién de fuera? 

Pero. ¿Qué pasa ahora que Viserion se ha pasado al otro bando? ¿Podrá un vivo montar un dragón muerto? ¿O es que resulta que el tercer Targaryen, el tercer jinete, es el Rey de la Noche y no el enano? ¿Y si lo que pasa es que Tyrion va a morir en esta octava temporada para reaparecer, entonces sí, encaramado a su gigantesca mascota?

2. Cersei: crónica de una muerte anunciada

Otra que tiene todas las papeletas para estirar la pata en esta temporada de Juego de Tronos es Cersei. En el arranque de la quinta temporada, fuimos testigos de una profecía que podría ser trascendental, la de la Bruja Maggy la Rana sobre el futuro de la Lannister. Cersei era solo una niña cuando, rehén de su propia curiosidad, visitó junto a su amiga Melara Hetherspoon a la maga de los bosques, de la que se decía que podía ver el futuro. La imagen que observó no fue, sin embargo, nada favorable; desventajas de acudir a un visionario. Al parecer, la hechicera anfibio fue testigo de la muerte de los tres hijos de Cersei -«con coronas de oro y mortajas de oro», pero también de su propio fin, a manos del «valonqar», cuya traducción significa literalmente «hermano pequeño».

La primera parte de la predicción ya está despachada: todos los hijos de Cersei, muertos. Pero, ¿a qué hermano se refiere el augurio si Tommen ya ha pasado a mejor vida? ¿A qué pariente pequeño alude entonces el aviso? Todas las miradas se dirigen a Jaime, que no es el pequeño de los Lannister, pero, ojo, sí el menor de los gemelos, sí menor que Cersei. 

Pero. En la trascripción fiel del Alto Valyrio, el término carece de género, por lo que el «valonqar» podría ser «la» hermana menor, y entonces Arya sería una candidata firme para ser la sicaria que Maggy la Rana vio en su espejismo. No es un secreto que la benjamina de los Stark lleva temporadas persiguiendo al personaje encarnado por Lena Headey, que manía le tiene un rato por haber participado en la muerte de su padre Ned Stark, una de las fijas en su lista de personajes a liquidar.

Y otro pero más. ¿Cómo es posible que Cersei esté embarazada si la bruja agorera solo vio a tres niños -Joffrey, Tommen y Myrcella-, primero vivos y luego amortajados? Hay dos respuestas posibles: que el vientre abultado sea un embuste y que en él no haya vida alguna creciendo, o que la Lannister tenga los días contados, tanto que ni siquiera llegue a dar a luz a su bebé. Que Maggy se haya equivocado no es una opción: en Juego de Tronos las profecías siempre acaban cumpliéndose. 

3. ¿Quién es Azor Ahai?

Otro oráculo más: Melisandre se cansó de insistir en la inminente llegada de un príncipe «que fue prometido» como arma decisiva para derrotar al ejército blanco. Será la reencarnación de Azor Ahai, un guerrero que vivió en Westeros hace 8.300 años y que logró evitó la Larga Noche. Dice la profecía que renacerá para «desafiar a los Otros después de un largo verano, cuando la oscuridad, malvada y fría, descienda sobre el mundo».

Todo apunta a que el Mesías será un Targaryen, ya que la leyenda dice también que desciende del linaje del dragón y que nació (o renació) entre sangre, sal y humo. La sacerdotisa roja pasó mucho tiempo convencida de que el anunciado era Stannis Baratheon (su abuela fue Rhaelle Targaryen), pero su candidato no duró ni medio asalto. Así que, con él fuera de juego, solo parece haber tres nombres posibles: Jon (acaba de renacer, tiene sangre Targaryen, soñó cómo luchaba con los Caminantes Blancos y cuando Melisandre intenta ver en el fuego solo recibe una imagen de nieve -¿Snow?-); Daenerys (la leyenda no especifica el género y el fuego se le da bien); o Aegon, un sobrino de Daenerys que, sin embargo, nunca ha aparecido en la serie, solamente en los libros. Que la ficción lo recupere ahora es muy improbable.

Sin embargo, también hay otras interpretaciones. Hay quien propone a Sandor Clegane, sí, El Perro: ha «renacido» hasta en dos ocasiones, cuando de niño su hermano le lanzó contra un brasero y cuando Arya Stark le dio por muerto; es un gran guerrero; y tuvo una visión mirando las llamas. ¿Y qué hay de Ser Davos? En la segunda temporada cogió una espada que había estado en una hoguera sin ningún tipo de problema, «renació» de entre el humo y la sal después de la batalla de Aguasnegras, y participó en la resurrección de Jon, lo que puede contar como renacimiento de un dragón (recuerden, el bastardo tiene sangre Targaryen). ¿Quién será el anunciado?

4. Jon Snow matará a Daenerys

Parece poco probable, pero quién sabe; cosas peores se han visto en los siete reinos. Desde luego, sería toda una sorpresa, pero enlazaría con la teoría anterior si el chico nieve resulta ser finalmente Azor Ahai. Y papeletas tiene bastantes.

Esto es lo que exactamente reza la profecía: «Hubo un tiempo en que la oscuridad cubría el mundo con un manto pesado. Para enfrentarse a ella, el héroe necesitaba una espada de héroe, una hoja como no se había visto jamás. Así que durante treinta días y treinta noches, Azor Ahai trabajó en el templo sin descanso, forjando una espada en los fuegos sagrados. Calentaba, martilleaba, plegaba, calentaba, martilleaba, plegaba... y así hasta que tuvo la espada. Pero, cuando la metió en agua para templar el acero, saltó en pedazos.

Como era un héroe, no podía encogerse de hombros y marcharse, de modo que empezó de nuevo. La segunda vez tardó cincuenta días y cincuenta noches, y la espada parecía aún mejor que la primera. Azor Ahai capturó un león para templar la hoja clavándola en el corazón rojo de la fiera, pero una vez más el acero se quebró. Grande fue su pesar y mayor aún su pena, porque comprendió lo que debía hacer.

Cien días y cien noches trabajó en la tercera espada, y brillaba al rojo blanco en los fuegos sagrados cuando llamó a su esposa. 'Nissa Nissa, desnuda tu pecho y recuerda que te amo por encima de todo lo que hay en este mundo'. Ella obedeció y Azor Ahai le clavó en el corazón palpitante la espada al rojo. Se dice que el grito de aflicción y éxtasis de Nissa Nissa abrió una grieta en la cara de la luna, pero su alma, su fuerza y su valor pasaron al acero. Tal es la historia de la forja de Portadora de Luz, la Espada Roja de los Héroes».

En resumen: el héroe que salvará al mundo templará su espada al rojo vivo clavándosela a su esposa en el corazón. Y tras ese íntimo revolcón en el camarote al que el espectador asistió en la última temporada, todo parece indicar que Jon Snow y Daenerys Targaryen, además de sobrino y tía, serán ya pareja oficial de Poniente. De aquí al altar hay solo un paso.

Si todo va según las antiguas escrituras, Jon debería cargarse, por tanto, a su rubísima amada, requisito indispensable para evitar la extinción de la humanidad a manos de esos zombies de ojos cristalinos que se acercan desde el otro lado del Muro. 

5. Daenerys muere más allá del Muro

Que la madre de los dragones acabe muerta es una posibilidad muy a tener en cuenta: se sabe que el fuego no puede destruirla, pero ¿y el hielo? Tal y como revela el libro Fuego y Sangre, publicado hace unos meses por George R. R. Martin -en lugar de cerrar la historia, este señor se dedica a escarbar en el pasado; aquí, concretamente, en los antepasados de la Casa Targaryen-, hubo antes de Daenerys otra con su mismo nombre, una princesa que, al parecer, mire usted que casualidad, murió a consecuencia de los shivers (escalofríos). ¿Qué se le pierde entonces a la inconsciente Rompedora de Cadenas en Invernalia con esos antecedentes? 

6. Sansa y Arya, en las necroporras

Si algo ha demostrado Juego de Tronos en las siete temporadas emitidas hasta la fecha es que en Poniente no hay nadie imprescindible: a estas alturas, el espectador ya ha asumido que es del género tonto coger cariño a los personajes; al mínimo despiste, giro de guión y necrológica nueva. ¿Quién sucumbirá al final del camino? Las teorías más potentes apuntan hacia Cersei y Daenerys, hay incluso quién está seguro de que Jon acabará sacrificado, pero ¿qué pasará con las hermanas Stark? Ojo al detalle que los seguidores de la serie han descubierto en uno de los avances de esta temporada final, concretamente en una breve imagen de las criptas de Invernalia: las estatuas de Arya, Sansa y Jon. Mientras Snow aparece retratado como un personaje mayor, un Jon viejo, las dos chicas se muestran inmortalizadas en piedra con su aspecto actual, sin envejecer. ¿Significa que morirán dejando un cadáver joven?

7. Bran es el Rey de la Noche

Esta teoría ha sido contemplada tantas veces que si finalmente acaba confirmándose resultará hasta decepcionante. El tema sería que el pequeño Stark, que por cotilla se llevó en la primera temporada un empujón de Jaime Lannister que le dejaría en silla de ruedas toda la vida, habría estado retrocediendo en el tiempo, continuamente y con poco éxito, para tratar de salvar a la humanidad de los Caminantes Blancos. En uno de sus viajes, habría quedado atrapado en el cuerpo de Rey de la Noche

Según esta hipótesis, primero Bran Stark habría intentado detener la gran batalla entre vivos y muertos alertando al Rey Loco. Susurrándole -como hizo (y funcionó) con Ned Stark junto a la Torre de la Alegría-, le habría obligado a desatar un incendio para frenar a los Caminantes Blancos, pero el murmullo habría desquiciado al Targaryen, que acaba intentando quemar la ciudad. 

Después, Bran habría retrocedido todavía más en el tiempo, hasta la construcción del Muro, iniciativa que habría sido suya para detener al enemigo. Finalmente, sostiene esta conjetura, Bran se habría trasladado tiempo todavía más atrás, al punto exacto en que apareció el Rey de la Noche, donde se habría quedado estancado. Bran no es héroe, ni siquiera es bueno. Resulta que la mosquita muerta era, todo este tiempo, el malo de la película. 

Bonus track

Especulaciones hay para escribir un guion paralelo de otras ocho temporadas. Otras de las posibilidades que se contemplan son: que Melisandre le devolverá la vida al dragón Viserion, que Tyrion hizo un trato con Cersei y traicionará a Daenerys, que Sam es el narrador de la historia, que Arya usará la cara de Jaime para matar a Cersei (dos pájaros de un tiro: un nombre menos en la lista de la Stark y la profecía del valonqar cumplida), que la orgullosa Lannister se quite la vida antes de que lo hagan los Caminantes Blancos y que el hijo de Jon y Daenerys será quién ocupe el trono. Al fin y al cabo, todo esto va de una canción de hielo y fuego.

 

«Juego de Tronos»: Un repaso de las siete temporadas, personaje a personaje, en vídeos de de tres minutos

M.V.

Estas piezas, creadas por un seguidor de la saga fantástica, son perfectas para ponerse al día antes de afrontar la octava y última entrega de la serie

Recordar todo lo que sucede en los 67 episodios de Juego de Tronos emitidos hasta la fecha es tarea complicada, casi imposible para cualquier mente no maravillosa, pero imperativa si lo que se quiere es abordar con los cinco sentidos la recta final de serie que comenzó a emitirse en el 2011. Desde entonces, HBO ha estrenando puntualmente cada mes de abril una nueva temporada por año, excepto en el 2018, cuando la producción de David Benioff y D. B. Weiss basada en la saga literaria Canción de hielo y fuego del escritor George R. R. Martin optó por tomarse un respiro para preparar a conciencia la traca final, seis capítulos que llegará el próximo 15 de abril. Hasta entonces, toca esperar y hacer memoria, recapitular la historia de sus personajes y recordar en qué punto exacto se quedó cada uno de ellos.

Seguir leyendo

Votación
9 votos
Comentarios

Siete teorías sobre el final de «Juego de Tronos»