La guerra del fútbol desencadena casi un millón de cambios de operador

La portabilidad móvil alcanzó cifras récord, con 700.000 traslados en septiembre


redacción / la voz

La guerra por los derechos del fútbol ya ha pasado factura. La intensa campaña de ofertas que se desató después del verano apoyada en reclamos como el partidazo de Liga o los partidos de Champions se ha saldado con casi un millón de solicitudes de cambios de operador. En total, el pasado mes de septiembre alcanzaron las 918.000 portabilidades entre líneas móviles y fijas, según los datos hechos públicos ayer por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) correspondientes al mes de septiembre.

El cambio de operador en las líneas móviles marcó el registro más alto de la historia con 700.707 traslados, un 17,4 % más que en el mismo mes del 2017.

En total el parque de líneas móviles ganó 110.845 líneas en septiembre. Al cierre del mes existían en España 53,4 millones de líneas móviles (un 2,9 % más que hace un año), lo que sitúa la penetración de este servicio en un total de 114 líneas por cada 100 habitantes. De ellas, el 80 % pertenecían a los tres principales operadores del mercado, Movistar, Vodafone y Orange.

Mientras, en la telefonía fija se registraron también cifras muy altas con 217.139 intercambios en septiembre, un 24,7 % más que un año antes y muy cerca de las más altas del registro histórico. Al final del mes había un total de 19,1 millones de líneas fijas.

Por su parte, la instalación de fibra en los hogares sumó en un mes casi 200.000 líneas nuevas, lo que le permitió superar ya el total de 8 millones de instalaciones. El 47,5 % de las líneas de fibra corresponden a Movistar, que cuenta con un parque de 3,8 millones de líneas.

Movistar (que sumó 66.200 líneas), MásMóvil (98.540 líneas más) y los operadores móviles virtuales OMV (56.970 líneas más) registraron saldos de portabilidad positivos en telefonía móvil, mientras que Orange y Vodafone cedieron 38.850 y 72.000 líneas, respectivamente, según recoge el informe de la CNMC.

En banda ancha fija, todos los operadores ganaron líneas salvo Vodafone, que perdió 18.500. MásMóvil ganó 42.900; Movistar, 38.800; Orange, 23.000, y los operadores virtuales, 3.700.

La guerra del fútbol se desató el pasado verano en el momento en que Vodafone rechazó adquirir a Telefónica algunos de los derechos estrella del fútbol, como el partidazo de cada jornada de Liga y todos los encuentros de la Champions, que esta temporada, por primera vez, se emiten en su integridad en servicio de pago. Entonces las operadoras lanzaron agresivas campañas para atraer a los clientes interesados en estos contenidos. Con la captación de nuevos abonados procedentes de otras operadoras, Movistar+ buscaba amortizar los 4.000 millones de euros abonados por los derechos en exclusiva de las principales competiciones de fútbol para las próximas temporadas. Lo mismo hizo Orange, la única que contrató a Telefónica el partidazo y la Champions.

Vodafone, que ofrece ocho partidos de Liga por jornada, la Copa del Rey y 10 partidos de la Liga 1,2,3, pero no partidazo ni fútbol europeo, también lanzó ofertas para retener a sus abonados. Recientemente el consejero delegado de Vodafone, Antonio Coimbra, aseguró que la decisión de no emitir todo el fútbol por su falta de rentabilidad ha sido la «estrategia correcta».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La guerra del fútbol desencadena casi un millón de cambios de operador