«Buscadores de Naufraxios» visita el Achondo y recuerda la tragedia del Marbel

El programa, que se emite hoy a las 20.15 horas en TVG, visita en esta ocasión la ría de Vigo


redacción / la voz

Esta tarde, a las 20.15 en TVG Buscadores de Naufraxios se sumergirá a 40 metros de profundidad para bucear en los restos del Achondo, el pecio más imponente de la ría de Vigo. Además, el programa se acercará a la historia del Marbel, la mayor tragedia marítima de la ría que, hace 40 años, provocó la pérdida de 27 vidas en el mar.

El Achondo era un pesquero vasco que, como gran parte de los palangreros y arrastreros gallegos, faenaba en las costas de Irlanda y el Reino Unido, lo que se conoce como el Gran Sol. En mayo de 1986 iba a descargar a Ondárroa (Vizcaya), pero se encontró con que el puerto estaba tomado por piquetes y manifestantes, al igual que el resto de puertos de la cornisa cantábrica. Este hecho le obligó a venir a descargar a Vigo.

A pesar de que parte de su tripulación era gallega, no conocían la ría de Vigo. Hicieron la descarga sin problema, pero al salir de vuelta hacia el Gran Sol chocaron contra los bajos de Os Carallóns. «O barco saía para o Gran Sol. E para o Gran Sol todos os barcos saen pola bocana norte», explica José Manuel Cabaleiro, patrón del Pepe 5 y rescatador de la tripulación del Achondo, «pero este, en vez de saír pola bocana norte, saíu pola sur. Despistáronse, non se sabe ben a razón».

Gracias a la labor de José Manuel Cabaleiro y su hermano Sabino, que salieron en el Pepe 5 en busca de los 14 tripulantes del Achondo, no hubo que lamentar víctimas. «Ao miralos todos non sei que che daba. Un ánimo de metelos a bordo! Porque estaban na balsa todos mollados», explica Sabino. «Nese momento dis ti: “Carallo, 13 vidas!” É unha alegría», expresa emocionado José Manuel en el programa Buscadores de Naufraxios de mañana.

Tras el naufragio, la aseguradora trató de encontrar el barco para poder registrar el siniestro, pero no fueron capaces de dar con él. Fue Horacio de la Campa, un experto buzo vigués, quien finalmente encontró el pecio. «Estaba enteiriño. É coma se estivera navegando, pero no fondo», cuenta Horacio, «Iso quédache para toda a vida. Pechas os ollos e ves o barco. É un flash!».

El programa Buscadores de Naufraxios de mañana es muy especial, ya que comienza narrando el naufragio del pesquero Marbel, que tuvo lugar muy cerca de donde se hundió el Achondo, pero cuyo desenlace fue mucho más trágico.

Arreciaba un fuerte temporal cuando el buque congelador Marbel partió del puerto de Vigo rumbo a Sudáfrica. A la altura de Cabo Silleiro explotó un motor del barco, dejando al Marbel a la deriva en medio de un mar embravecido. Esto provocó que seis horas después, en la madrugada del 28 de enero de 1978, el Marbel chocara violentamente contra la cara oeste de las Islas Cíes.

«Rezar, rezar e listo»

«O primeiro golpe de mar xa tronzou o barco á metade», explica Ramón Juncal, superviviente del naufragio. «Eramos 15 ou 20 persoas na proa... Viña un golpe de mar e levaba a tres. Outro golpe e levaba a dous. Era así». De los 36 tripulantes del Marbel solo consiguieron sobrevivir nueve. Ramón, que tenía 17 años cuando ocurrió la tragedia, recuerda el suceso como si hubiera ocurrido ayer: «Eu alí non tiña nada que facer. O que soubera rezar, rezar e listo. E os que saímos de alí, saímos con moita sorte».

Los supervivientes fueron rescatados a la mañana siguiente por Julio Alonso, patrón del Karolo en aquella época: «Os superviventes estaban desorientados. Amarrábanse a nós, abrazábannos... A situación era dantesca» , explica Julio, para quien los naufragios son algo con lo que hay que convivir. «Os que vivimos toda a vida do mar, e seguimos e gústanos o mar, aceptámolo e sabemos que é así», concluye Alonso en el programa Buscadores de Naufraxios de mañana por la tarde.

El Achondo es uno de los pecios más visitados de Galicia gracias a Alexis Macías, instructor de buceo vigués que llevó allí a todo tipo de buceadores. «Tras a súa morte queriamos facerlle unha placa e buscar un sitio emblemático para el. Ese sitio era o Achondo», dice Iñaki Ferreiro, amigo de Alexis y protagonista del programa
El Achondo es uno de los pecios más visitados de Galicia gracias a Alexis Macías, instructor de buceo vigués que llevó allí a todo tipo de buceadores. «Tras a súa morte queriamos facerlle unha placa e buscar un sitio emblemático para el. Ese sitio era o Achondo», dice Iñaki Ferreiro, amigo de Alexis y protagonista del programa

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«Buscadores de Naufraxios» visita el Achondo y recuerda la tragedia del Marbel