El misterioso hundimiento del mercante Galstar, en «Buscadores de naufraxios»

El espacio descubrirá hoy, a las 20.15 horas en TVG, los misterios del pecio frente a la playa de O Vicedo


redacción / la voz

Esta tarde, a las 20.15 horas en TVG, Buscadores de naufraxios se sumergirá en el pecio más sorprendente de la Mariña Lucense: el Galstar. Las causas del inusitado naufragio de este mercante aún son un misterio para los marineros que presenciaron su hundimiento. Ana Ferreiro, experta buceadora y médica hiperbárica, será la encargada de sumergirse a 40 metros de profundidad, frente a la playa de Toxoso en O Vicedo, para encontrar el pecio y desvelar sus secretos.

El Galstar era un mercante chipriota que zarpó de Rotterdam en dirección a Barcelona con una tripulación de seis hombres y un cargamento de 950 toneladas de bórax (sal que se emplea en jabones, cosméticos o pesticidas) y 700 cajas de whisky. Se desconoce el motivo por el que navegaban pegados a la costa, pero a 3 millas de cabo Prior chocaron contra los Bajos Delgados.

Ante el temporal que se avecinaba, el capitán dio orden de girar en redondo y tomar rumbo norte buscando un lugar donde resguardarse. A la mañana siguiente, navegando cerca de isla Coelleira, la tripulación detectó una vía de agua. Trataron de achicarla, pero las bombas se atascaron. Cuando comprendieron que no había posibilidad de salvar el navío, lo abandonaron a su suerte. Así, en la mañana del domingo 16 de octubre de 1977 el Galstar desapareció bajo el mar.

«Se vés desde cabo Prior tes moitos sitios onde abrigarte antes de vir aquí: Cariño, Cedeira, Ortigueira... A min iso é o que me estrañou», explica Jesús Dovale, hijo del marinero que rescató a los tripulantes del Galstar, en el capítulo de Buscadores de naufraxios de esta tarde. «Ou ben tiña unha vía de auga, ou ben foi un afundimento intencionado. Pero eu non o podo asegurar», concluye Dovale.

El naufragio del Galstar guarda otro misterio sin resolver: el paradero de las 700 cajas de whisky que transportaba. Francisco Ramos, marinero que presenció cómo el barco se iba al fondo, sigue sin encontrar explicación: «Un tesouro non é, pero é que non apareceu nada -asegura-. Se vai para o fondo algo ten que aparecer». Misterio que el espacio resolverá este domingo.

El buceo, una pasión arriesgada

«Encantaríame que isto estivese cheo de pecios, sería divertidísimo», exclama Ana Ferreiro, buceadora, médica hiperbárica y protagonista del programa Buscadores de naufraxios de hoy. Ana es también una de las fundadoras del club de buceo Costa de Lugo, con todas las responsabilidades que eso conlleva. «Deime conta de que necesitábamos dar máis clases sobre seguridade. Entón dixen: vou facer medicina hiperbárica», explica Ferreiro.

Esta disciplina estudia las patologías derivadas de la presión, que pueden llegar a ser mortales, sobre todo en el caso de buceadores expertos que se sumergen más allá de los 40 metros. Además, existen otras afecciones como la narcosis, también llamada «borrachera de las profundidades», ya que sus efectos son similares a los de la ingesta de alcohol y son muy frecuentes en este tipo de buceo.

La propia Ana, tras bucear a más de 50 metros de profundidad, se dio cuenta de que había estado narcotizada en una ocasión al no reconocer las fotografías que había hecho durante la inmersión. «Deume unha sensación de impotencia, de rabia e de chorar. Porque dixen: isto foi o menos, pero nese momento saco o regulador, marcho do lado dos compañeiros e fago burradas, e non me decato», explica con cierta congoja. A pesar de estos riesgos, Ferrerio lo tiene claro: «Para min o mergullo é unha vía de escape; de quitar o estrés e gozar da vida».

Las «estampas bonitas» del Priam

El raqueo, coger la carga de los barcos naufragados junto a las costas, dio lugar a anécdotas curiosas, como la del hombre que usó las «estampas bonitas» que sacó del vapor inglés Priam para prender fuego. Y resultó que esas estampas bonitas eran en realidad libras esterlinas que, en aquella época, eran desconocidas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El misterioso hundimiento del mercante Galstar, en «Buscadores de naufraxios»