Los secretos mejor guardados de «Cincuenta sombras liberadas»

Los dolorosos métodos que Dakota Johnson empleó para rodar las escenas de sexo o la relación entre los protagonistas se desvelan en la última película de la saga erótica

Trailer «Cincuenta sombras liberadas»

Y llegó el final. La exitosa saga erótica de Cincuenta sombras de Grey acaba de estrenar la que será su última película, Cincuenta sombras liberadas. Tras el colofón final, han sido muchos los secretos que se han desvelado sobre los personajes, su relación y las técnicas que emplearon para rodar tantas escenas de sexo. Dakota Johnson y Jamie Dornan o Anastasia Steele y Christian Grey recaudaron más de cuatro millones de euros en apenas tres, superando así a las dos películas anteriores.

Dakota Johnson ha confesado que las escenas de sexo han sido de todo menos sexi y que han implicado técnicas algo bizarras. «Jamie llevaba una bolsita, algo súper poco glamouroso. Él llevaba eso y yo tenía una especie de tangas sin tirantes con pegamento. No era exactamente pegamento, pero estaba pegajoso», confiesa la actriz. Pero las cosas se complicaron un poco más porque «se acababa cayendo porque el adhesivo se gastaba, así que entonces me lo pegaban con superglú a mi cuerpo para que no se cayera». Aún así confiesa que no le parecía una técnica nada dolorosa, «no es que fuese doloroso, apenas nada. Y al menos tienes la sensación de estar un poco cubierta, eso te da seguridad». 

Uno de los rumores que se mantuvo durante la trilogía fue la mala relación entre ambos protagonistas. Tras el estreno de Cincuenta Sombras Liberadas, tanto Jamie Dornan como Dakota Johnson se encargaron de desmentir esta teoría. Según ellos mismos relatan, ahora que se acabado el tiempo de rodaje «su relación no ha podido ser más real». El propio Dornan afirma que «no estaría sentado con Dakota si no tuviéramos química y no funcionáramos bien juntos. No imagino vivir todo esto con otra persona». 

Por su parte, Dakota Johnson aseguró que el éxito de la pareja en la película se debe fundamentalmente a que «tenemos una relación aún más especial fuera de ella. Fue un gran viaje y me encantó».

En el último capítulo de la saga erótica, Anastasia y Christian ya se han casado y ambos se disponen a disfrutar de la vida juntos. Pero no todo será bonito e idílico como esperan. Extraños accidentes en las propiedades de Grey, un secuestro y un secreto de Anastasia serán la clave de esta película. La sorpresa que Jamie Dornan tiene guardada para esta película no es ni más ni menos que interpretar una de las canciones de la banda sonora, Maybe I'm amazed de Paul McCartney. 

Durante una entrevista, Dakota Johnson se atrevió a revelar cuál era su escena favorita de la última película, y no tuvo reparo en reconocerlo. (Si no has visto la película, no sigas leyendo, encierra un gran spoiler). «Es la escena en la que Anastasia descubre que está embarazada. En ese momento junto a su armario. Tiene una discusión con Christian y siente la necesidad de ser extremadamente sincera mientras se viste. Entonces, cuando se está poniendo la ropa, y en cierto modo, tapándose y protegiéndose, le cuenta su verdad, que creo que es muy especial», explicó Dakota. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
131 votos
Comentarios

Los secretos mejor guardados de «Cincuenta sombras liberadas»