Iván Ferreiro habla sobre su depresión en «Salvados»: «No había nadie dentro de mí»

El programa de Jordi Évole volvió ayer a la parrilla para tratar un tema «tabú», la depresión, y contó con testimonios como el del excantante de Los Piratas


Redacción

Salvados volvió ayer a La Sexta con un tema tabú, la depresión, una enfermedad que sufren, muchas veces en silencio, unos 2,5 millones de españoles según los datos de la Organización Mundial de la Salud. Es hoy una de las mayores causas de discapacidad en el mundo y en 2030 será la primera. 

Bajo el hashtag  #1DeCada5 (porque uno de cada cinco españoles la sufrirán a lo largo de su vida) Jordi Évole reunió alrededor de la mesa de una cocina en una casa rural rostros conocidos y anónimos que la sufren, la han sufrido o que la han vivido muy de cerca. Uno de ellos, Iván Ferreiro (Nigrán, 1970), excantante de Los Piratas.

«Mis hijos creían que yo era más viejo que su abuelo. Tenían 5 y 3, o ya 6 o tal, y cuando empecé a ver que me iba a curar hablé con ellos. 'Mirad, chicos, papi estaba mal', y hablando con ellos... ellos creían que yo era mayor que su abuelo. Yo me levantaba con una cara de hecho polvo todos los días, tener que ir a un partido era un esfuerzo,... creían que era viejo», confesó Iván Ferreiro. 

Recordó su etapa más dura, el momento en que tocó fondo. «Cuando me voy a divorciar, unas Navidades, no había nadie dentro de mí, esa era mi sensación. No podía mirar a nadie a los ojos, no podía hablar con nadie» explicó Iván Ferreiro sobre esos momentos, sobre esa época que fue la peor.

«Te das cuenta de que es mejor no ir a ningún sitio para que no noten como estás. Estás mal, está siendo muy evidente y da pudor también. Estás hecho polvo, te sientes desnudo y frágil. Y piensas quiero morirme, quiero explotar», confesó.  

«No fui consciente de que tenía ansiedad, hasta el ataque de pánico. Sabe Dios las que veces que tuve ansiedad hasta ese momento pero yo simplemente como un machote gallego, de Vigo, me lo como con patatas. Y tiré mucho así. Y realmente me hubiera gustado que me dijeran lo que tenía y el día que me dijeron  que tenía TDA lloré de felicidad», explicó Iván Ferreiro

Los valientes testimonios de Iván Ferreiro, Noelia, Georgina o Carmen pusieron ayer voz a una dolencia muy prevalente en nuestra sociedad pero sobre la que pesan muchos prejuicios.

La joven Georgina le dedicó el programa «a aquellos que creen que ya no pueden más».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
47 votos
Comentarios

Iván Ferreiro habla sobre su depresión en «Salvados»: «No había nadie dentro de mí»