Serrat argumenta a Évole en «Salvados» que Zapatero es el culpable del procés

El cantautor catalán asegura que fue el expresidente del Gobierno quien abrió «la caja de Pandora» que ha derivado en la declaración de independencia


Joan Manuel Serrat, vapuleado en las redes sociales por cuestionar el referendo del 1-O, considera que el responsable del proceso que ha derivado en la declaración de independencia, la aplicación del artículo 155, el encarcelamiento de políticos y líderes catalanes y todas las consecuencias sociales, políticas y económicas que ha traído consigo el procés no es catalán, sino leonés. Ni Puigdemont, ni Artur Mas, ni los Jordis. «Zapatero dijo en aquella campaña de Maragall que los catalanes seríamos lo que quisiéramos ser y él fue el que abrió la caja de Pandora», recordó el cantautor catalán, quien aseguró que él estaba presente en el acto del PSOE en el que el líder socialista hizo esa afirmación y que para él fue el último. «Supongo que él sí que se habrá arrepentido», señaló el artista, quien lamentó el punto al que han llevado a Cataluña y a los catalanes aquellas aguas. 

 Serrat, quien fue entrevistado por Jordi  Évole en Salvados justo antes del cara a cara entre Artur Mas y el propio Zapatero, explicó que desde ese día no volvió a acudir a ningún mitin o acto político ni a intervenir desde ninguna tribuna pública, pese a haber sido uno de los artistas que en el año 2008 protagonizó la campaña impulsada por la Plataforma de Apoyo a Zapatero

Asegura que «el sentimiento nacionalista bien usado» es un «generador de votos tremendo» Durante la entrevista con Évole, la primera que ha concedido tras la polémica generada por sus declaraciones desde Chile en las que aseguró que el referéndum no era «transparente», Serrat reprochó las mentiras que los secesionistas han utilizado para apoyar su postura con respecto a la independencia y reprochó la «Cataluña low cost» que, en su opinión, han querido promover los partidarios de la ruptura. «Una Cataluña donde todos seríamos muy felices y sería barata, donde llegaríamos porque el resto de Europa se nos abrazaría», señaló Serrat, quien considera que jugar «con lo más profundo de la gente, con sus sentimientos» es «una mentira de la cual todavía hay que pedir disculpas»

El artista ha insistido en el uso de la mentira por parte de la clase política y ha asegurado que los representantes públicos deberían tatuarse, dolorosamente si es posible, una frase sobre la piel: «Primero, no mentir». «Este mentir les ayuda mucho a ganar votos», añadió el catalán, quien aseguró que «el sentimiento nacionalista bien usado» es un «generador de votos tremendo». 

Serrat también lamentó los encarcelamientos que se han producido tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución y calificó a los que han ido a prisión, no de presos políticos, sino de «presos injustamente encarcelados». También afeó al presidente Puigdemont haber optado por huir mientras parte de su gobierno está en la cárcel. «No me parece de recibo que tenga siete consellers en la cárcel y él esté con cuatro en otro sitio», señaló. 

Con respecto a las críticas que en su día generaron sus declaraciones, Serrat dijo sentirse muy tranquilo y subrayó que «toda la parte ofensiva» le llegó a través de Twitter. «No merece respuesta», indicó. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
41 votos
Comentarios

Serrat argumenta a Évole en «Salvados» que Zapatero es el culpable del procés