La advertencia del juez Taín en «Land Rober»

El conocido magistrado se presta a un cómico interrogatorio a los «gorrillas». No faltaron las chanzas sobre el juicio del Códice


Era el número más esperado del programa 104 de Land Rober, el espacio de la TVG que jueves tras jueves logra reunir ante el televisor a miles de gallegos. En concreto, anoche, y con el juez Vázquez Taín en plató, alcanzaron un 24,6 de cuota de pantalla y más de 203.000 espectadores, unos registros ya habituales para Roberto Vilar, su conductor.

Este jueves el protagonista de Land Rober fue el mediático magistrado que se prestó a realizar un cómico interrogatorio a los gorrillas (pareja interpretada por el propio Roberto Vilar y Xosé A. Touriñán), quienes, supuestamente, habían robado 30.000 euros, caramelos y bolígrafos en una sucursal bancaria de Melilla, dejando, como no podía ser de otra forma, varias pistas.

Vázquez Taín logró aguantar la risa durante casi todo el número. Resistió estoicamente las bromas sobre su falta de altura (corporal) -le llegaron a decir que pensaban que era «Superpiñeiro», en referencia a Xosé Manuel Piñeiro, otro conocido presentador de la TVG-, y hasta admitió como «atenuante» de los supuestos ladrones el haber nacido en Vite (uno de los barrios más denostados, sobre todo, hace años, de Santiago) o el haberse trasladado a Milladoiro (Ames), otro de los enclaves identificado en el ideario colectivo como conflictivo.

Eso sí, el juez ya no pudo reprimir la carcajada cuando Eva Iglesias, otra de las colaboradoras del programa, que, por cierto, le dejó sin zapatos, le acusó de «haberle jodido» la cabeza a Manuel Fernández Castiñeiras para que confesara su autoría como ladrón del Códice. Una broma que, de nuevo, hizo estallar al público.

El magistrado, además, también tiró de una ironía, en ocasiones, hasta políticamente incorrecta. Así, y después de haber revelado Xosé Antonio Touriñán que padece el síndrome del senador (el de vivir sin hacer nada), Vázquez Taín recogió el guante para reprocharles que serían tontos, pero que no estaban locos. «Queren vivir como senadores, iso é ser tontos?», llegó a sostener el juez, ante las risas generales. 

El número, en el que los gorrillas se declararon bisexuales -«isto no cárcere nos pode axudar moito, non?»-, terminó con la frase más célebre de la cómica pareja, en este caso pronunciada por Vázquez Taín: «Hai que ser legales!».

El magistrado, que tuvo otra participación en el programa, terminó su actuación con una irónica advertencia: «Mellor que nos vexamos aquí que noutro sitio».

Xosé Antonio Touriñán emociona y se emociona en «Land Rober»

La Voz

El humorista llegó a reconocer «que nos momentos tristes é cando máis se valora todo o grande que estamos facendo»

El de ayer fue un día especial para Xosé Antonio Touriñán. Se dio la triste casualidad de que por la tarde el humorista gallego despidió a su abuelo, horas antes de que tuviese que enfrentarse a un nuevo programa de Land Rober, en donde casi es obligatorio reír y hacer reír. Un difícil reto personal para muchos profesionales pero al que, como quedó demostrado anoche, Touriñán supo hacerle frente de la mejor manera, con una permanente sonrisa, algo que el público no dejó de agradecer. El  programa 103 de Land Rober terminó con un Touriñán al que le temblaba la voz y al público puesto en pie, reconociéndole el esfuerzo. 

Seguir leyendo

Votación
19 votos
Comentarios

La advertencia del juez Taín en «Land Rober»