«Juego de tronos»: Los siete reinos que nunca hubiera imaginado Ned Stark

Así ha cambiado el equlibrio de poder y el mapa geopolítico de Poniente siete temporadas después de empezar la serie de la HBO

Terminó la séptima temporada de Juego de tronos. En ella hemos asistido a nuevas y profundas transformaciones en el mapa geopolítico de ese continente fantástico conocido como los siete reinos. Desde que empezó la serie, han cambiado tantas cosas que si resucitaran dos de sus primeros protagonistas, el malogrado Ned Stark y su gran amigo el rey Robert, se llevarían una enorme sorpresa.

Casas nobles, personajes, equilibrios de poder, huevos de dragón eclosionados, triángulos amorosos, dobles traiciones... Han pasado tantas cosas que conviene citar a aquel político socialista de verbo afilado llamado Alfonso Guerra y concluir que, siete temporadas después, a Poniente no la reconoce «ni la madre que lo parió». 

Ojo, este artículo contiene «spoilers»

Echemos la vista atrás. Antes de la conquista de Aegon Targaryen, Poniente estaba dividido en siete reinos independientes: el Reino del Norte, el Reino de la Montaña y el Valle, el Reino de las Islas y los Ríos, el Reino de la Roca, el Reino del Dominio, el Reino de las Tormentas y el Principado de Dorne. Después, el territorio se organizó en nueve regiones administrativas: el Norte, el Valle de Arryn, las Tierras de los Ríos, las Islas del Hierro, las Tierras del Oeste, las Tierras de la Corona (anteriormente, un territorio en constante disputa entre reinos), las Tierras de las Tormentas, el Dominio y Dorne.

Esta organización del territorio es con la que empieza la serie de HBO y, con ella, ocho de las nueve casas principales gobernando cada región: la Casa Stark de Invernalia en el Norte, la Casa Arryn del Nido de Águilas en Valle de Arryn, la Casa Tully de Aguasdulces en las Tierras de los Ríos, la Casa Greyjoy de Pyke en las Islas del Hierro, la Casa Lannister de Roca Casterly en las Tierras del Oeste, la Casa Tyrell de Altojardín en El Dominio, la Casa Martell de Lanza del Sol en Dorne y la Casa Baratheon de Bastión de Tormentas en las Tierras de las Tormentas y en las Tierras de la Corona, bajo el reinado de Robert Baratheon. La Casa Targaryen, expulsada de Poniente y exiliada en el Este, estaba prácticamente extinguida.

La Guerra de los Cinco Reyes lo cambió todo

Jon Arryn, Mano del Rey, muere sospechosamente y Robert Baratheon nombra entonces a Ned Stark de Invernalia como su nueva Mano. Poco después, detrás de Jon Arryn, va Robert, cuya muerte desencadena la Guerra de los Cinco Reyes, un conflicto que tiene como objeto la sucesión al trono de los Siete Reinos.

La contienda se intensifica especialmente entre la casa Stark y los Lannister, pero no porque los norteños quisieran el trono, sino por venganza: fueron «los leones» quienes mataron a Ned Stark, amigo y principal consejero del rey fallecido. Ned siempre desconfió de las causas de la muerte de Lord Arryn, que, junto al hermano mediano del rey fallecido, Stannis Baratheon, habría estado investigando la posibilidad de que los hijos de la reina Cersei, los príncipes Joffrey y Tommen y la princesa Myrcella, no fueran engendrados por el rey Robert. Joffrey Baratheon, hijo de apellido de Robert Baratheon, acaba sentado en el Trono de Hierro y propicia que los Lannister, bajo su figura y la de su madre, se hagan dueños y señores de la capital, Desembarco del Rey. Ned, como regente, quiere entregar el trono a Stannis, legítimo heredero, pero antes de hacerlo es arrestado y acaba siendo ejecutado.

En el conflicto tomaron partido cinco bandos distintos, pero no todos ellos reclamaban la corona, solo tres. El Norte y las Islas del Hierro se independizaron y nombraron a sus propios reyes, Robb Stark y Balon Greyjoy respectivamente. Renly Baratheon y Stannis Baratheon, hermanos pequeños del difunto rey, se negaron a reconocer al joven Joffrey justificando su postura en que ninguno de los tres hijos de su hermano eran legítimos, sino producto del incesto entre la reina Cersei y su hermano Jaime. Los dos Baratheon y Daenerys Targaryen se autoproclamaron reyes. Esta última, aparentemente la única Targaryen viva, legitimaba desde el exilio su derecho al trono por ser la hija del anterior rey, Aerys II Targaryen, el Rey Loco, al que Robert le arrebató el poder tras una revolución.

Los Stark

Los Stark gobernaron el Norte durante miles de años, pero durante estas siete temporadas hemos visto como la traición y la muerte se ensañaron con su casa.

Cada uno de los progenitores e hijos fue abandonando el castillo de Invernalia por diferentes circunstancias: Sansa y Arya acompañaron a su padre, Ned Stark, a Desembarco del Rey; el supuesto bastardo Jon Nieve se unió a la Guardia de la Noche; Catelyn Tully y Robb Stark, madre e hijo, se encaminaron hacia el Sur para vengar el asesinato de Ned; Bran y Rickon permanecieron en el castillo hasta que se vieron obligados a abandonarlo y huir ante la traición de Theon Greyjoy y de la casa Bolton, que aprovechó para apoderarse del Norte gracias a su alianza con los Lannister. Tras innumerables penurias, Sansa y Jon lograron recuperarlo con la ayuda de su primo Robin Arryn y los caballeros del Valle, y establecerse de nuevo en Invernalia.

Arya vengó la muerte de su madre Catelyn y de su hermano Robb a manos de los Frey, casa aliada con los Lannister. Jon y Sansa también ajustaron cuentas con Ramsay Bolton por la muerte de su hermano Rickon y todas las vejaciones que ella sufrió. 

Siguen vivos Bran, Arya, Sansa y Jon. Este último, que ahora sabemos que es un Targaryen, es el actual Rey en el Norte y Sansa, la Señora de Invernalia. Recuperados los apoyos y el poder perdido, la casa se ha convertido de nuevo en una de las más fuertes y todo apunta a que así seguirá siendo, pero el Rey de la Noche ya ha cruzado el Muro con su ejército. El invierno amenaza en el Norte.

Los Greyjoy

Años después de la caída de la Casa Targaryen, Balon Greyjoy, señor de las Islas del Hierro, proclamó su independencia del Trono de Hierro y se alzó en armas contra el rey Robert. Balon fue derrotado y a modo de castigo tuvo que entregar a Theon, su hijo pequeño y heredero, a Ned Stark, para asegurar así la lealtad de los Hombres del Hierro al rey. El pequeño fue llevado a Invernalia y allí se crió junto a los otros niños Stark.

Muerto Robert e iniciada la Guerra de los Cinco Reyes, Balon se independizó de nuevo de los Siete Reinos y se autoproclamó rey de las Islas del Hierro. Theon, que cultivó una cercana amistad con Robb desde pequeño, fue enviado en nombre de los Stark de vuelta a su antiguo hogar, a la Isla de Pyke, para conseguir el apoyo de los Greyjoy y combatir a los Lannister. El joven traicionó a Robb , convencido de ser un verdadero hijo del hierro, tomó una debilitada Invernalia con un reducido grupo de guerreros, un duro golpe para su amigo, que marchaba en ese momento hacia el Sur acompañado de su madre y de su ejército.

El Greyjoy recibiría su penitencia más tarde, con la llegada de los Bolton a Invernalia. Ramsay lo envió a Fuerte Terror, hogar de los Bolton, para torturarlo, mutilarlo y humillarlo. Yara Greyjoy, su hermana, fue a rescatarlo y se lo encontró encerrado y traumatizado afirmando que no quería ser rescatado. De ahí, fue conducido por Ramsay hasta Invernalia, donde se reencontró con Sansa, desposada y también torturada por el Bolton. Allí, logra escapar junto a la Stark.

Theon vuelve a las Islas del Hierro: su padre ha fallecido y en el lugar solo queda su hermana, Yara. Él la apoya para que sea ella quien reine en las Islas del Hierro, pero entonces el artífice de la muerte de su padre, su tío Euron, da un vuelco dramático a la historia, convirtiéndose en rey. Los hermanos acaban huyendo.

Ahora las Islas del Hierro y su temida flota juegan un papel decisivo en el destino del Trono de Hierro. Euron posee la mayor armada de Poniente, es aliado de Cersei y aspira a casarse con ella. Yara está capturada y Theon es el único capaz de salvar a su hermana y a su casa.

Los Baratheon

Aparentemente solo queda un superviviente de esta casa, cuyo rey, Robert, ocupaba el trono al principio de la serie, y es, nada más ni nada menos, que un hijo bastardo suyo, Gendry.

Los hermanos del antiguo rey, Stannis y Renly Baratheon, murieron reclamando el trono. Renly logró unir a las Tierras de las Tormentas bajo su causa, así como a la Casa Tyrell y a otras del Dominio. Stannis abandonó Desembarco del Rey y se refugió en Rocadragón para reunir a sus fuerzas. Renly cayó muerto a manos de una extraña y misteriosa sombra engendrada y enviada por Melisandre y Stannis. Brienne de Tarth, guardia personal de Renly, sería quien mataría luego a Stannis.

Aunque Joffrey, Tommen y Myrcella no eran hijos biológicos de Robert Baratheon, sí estaban reconocidos por este y llevaban su apellido. De todos modos, ellos siempre fueron Lannister. Joffrey murió envenenado durante su boda con la viuda de Renly a manos de la abuela de esta, Olenna Tyrell. Myrcella también fue intoxicada, pero ella en Dorne por Ellaria Arena, y Tommen se suicidó tras la explosión del Gran Septo de Baelor.

Los Tyrell

Los de Altojardín, gobernantes del Dominio, sí que se han extinguido. Esta familia quería un trozo de la tarta del poder y no cesó de cambiar sus alianzas hasta colocar a varios de sus miembros en la corona y en la capital.

Conocimos a la abuela, Olenna Tyrell, a Lord Mace Tyrell y a sus hijos Loras y Margaery Tyrell, que primero ofrecieron su apoyo a Renly Baratheon y luego a la Casa Lannister. Margaery se casó con Renly, al enviudar cambió de bando para casarse con Joffrey y, muerto Joffrey, contrajo matrimonio con su hermano pequeño, Tommen. La Tyrell murió junto a su padre y su hermano dentro del Gran Septo de Baelor que Cersei hizo explotar. A Olenna, le llegó la hora en la séptima temporada de Juego de Tronos cuando los Lannister tomaron Altojardín para apoderarse de su oro y financiar así la guerra venidera contra Daenerys. Antes de morir, le confesó a Jaime Lannister que había sido ella quien había envenenado a su hijo Joffrey. 

Los Martell

Otra casa que Cersei y los Lannister hicieron desaparecer fue la de los Martell. Elia, princesa de Dorne, se casó con el príncipe heredero al Trono de Hierro, Rhaegar Targaryen, y tuvo dos hijos con él, Rhaenys y Aegon. Durante el saqueo a Desembarco del Rey, en la revolución de Robert, fue violada y asesinada por La Montaña. Su hermano, Oberyn Martell, que siempre quiso venganza, reclama años después un puesto en el Consejo Privado y justicia por el asesinato de su hermana. Correrá la misma suerte que ella y morirá bajo las mismas manos. El príncipe protagonizó uno de los duelos más espectaculares y al mismo tiempo una de las escenas más sangrientas de Juego de Tronos luchando en la arena contra el hermano del Perro.

Ellaria Arena, la amante de Oberyn, tomó su testigo: envenenó a Myrcella antes de que Jaime se la llevara de Dorne; luego, se unió a la causa de Daenerys para acabar con los Lannister y, finalmente, fue capturada por Euron Greyjoy junto a Yara Greyjoy en una emboscada. El rey de las Islas del Hierro mató durante a la batalla a dos de sus tres hijas, Obara y Nymeria. A ella y a su tercera hija, Tyene, las entregó a Cersei, que envenenó a la joven delante de la madre, para que esta, encadenada, la viese morir.

Los Targaryen

La dinastía Targaryen llegó a su fin con Aerys II. Los de la isla de Rocadragón gobernaron Poniente durante casi 300 años hasta la rebelión de Robert. La huida, por amor, del príncipe Rhaegar y Lyanna Stark provocó las protestas del señor de Invernalia, que acudió con su hijo mayor y heredero a Desembarco del Rey. Aerys II los torturó y los mató. Eso provocó el levantamiento de los Baratheon, los Stark, los Arryn, los Tully y una guerra civil.

Tras un año de contienda, Robert mató a Rhaegar en la batalla del Tridente, y, poco después, Desembarco del Rey fue tomado por las tropas de Tywin Lannister (que se unieron a la rebelión solo en el último momento, cuando estaba claro quien iba a ganar). Allí, Jaime mató al rey Aerys II y la Montaña a la esposa de Rhaegar, Elia Martell, y a sus hijos, Rhaenys y Aegon. La reina Rhaella, esposa y hermana de Aerys II, huyó a Rocadragón con su hijo menor, Viserys. Allí dio a luz a Daenerys y murió en el parto.

Los hermanos Viserys y Daenerys fueron enviados al Este para que no corrieran la misma suerte y allí sobrevivieron y crecieron en las Ciudades Libres, solo apoyados por un pocos partidarios. Khal Drogo, líder de los salvajes Dothrakis, mató al incapaz y altanero Viserys y Daenerys, la que aparentemente era la última de su nombre, tras múltiples avatares y engendrar a tres dragones, consiguió reunir un gran ejército y volver a Poniente para reclamar el Trono de Hierro.

Ahora esta casa está más viva que nunca. Resulta que Jon Nieve no era un bastardo, sino hijo nacido dentro del matrimonio secreto de Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark. El actual Rey del Norte es, en realidad, el nuevo heredero legítimo al trono.

Los Lannister

Difícil imaginar todas las desgracias de los Stark y de los Siete Reinos sin pensar en los Lannister y sus aliados. La casa de «los leones» se mantiene prácticamente como al principio de la serie: no se han movido del entorno del trono ni de Desembarco del Rey. Cersei es la reina. La Lannister se ha cargado a la mitad de Poniente, pero también ha perdido: a su padre y a sus tres hijos. Ahora asegura estar de nuevo embarazada de su hermano y tener un motivo por el que luchar.

Tyrion fue Mano del Rey, defendió Desembarco del Rey en la Batalla del Aguasnegras, fue obligado a casarse con Sansa, acusado de envenenar a Joffrey e injustamente encarcelado y condenado a morir. Finalmente mató a su padre, Tywin Lannister, por querer matarle y por acostarse con su amante. Luego huyó de la capital ayudado por su hermano Jaime. Se unió a la causa de Daenerys junto a Varys y ahora juega un importante papel como estratega en el conflicto abierto.

Jaime, por su parte, ha pasado de ser uno de los malos por excelencia a figurar entre los más queridos del espectador. Sus penurias le hicieron humano. Perdió una mano, a su padre y a sus hijos. Sufrió con la condena a muerte de su hermano Tyrion y le ayudó a huir. Estas experiencias los ablandaron lo suficiente como para que acabásemos cogiéndole cariño. En el último capítulo de la séptima temporada se despidió de Cersei y dio su palabra a Jon y Daenerys para combatir contra los muertos.

Los Arryn y los Tully

De Jon Arryn solo pudimos ver su cadáver en el primer capítulo de Juego de Tronos. Sabemos que fue cabeza de la Casa Arryn y, como tal, Señor del Nido de Águilas y Defensor del Valle. Sirvió como Mano de Robert Baratheon hasta su muerte, y en el momento de morir estaba casado con Lysa Tully, a la que dejó viuda y con un peculiar heredero, Robert Arryn.

Lysa Tully, hermana de Edmure Tully y de Catelyn Tully (Lady Stark) rehusó unirse a la causa de Robb cuando su hermana fue a hablar con ella para pedirle ayuda. Lysa y el Valle de Arryn permanecen neutrales en la guerra y no toman parte contra los Lannister. Tras la Boda Roja, Meñique, acompañado de Sansa, la visita en su castillo de Nido de Águilas con el objetivo de prometerse con ella, matarla y hacerse con el poder de la casa. Ante los ojos de la joven Stark, la lanza por una puerta que se abre al vacío. Petyr Baelish se convierte así, hasta su muerte, en Regente de la Casa Arryn, al ser Robert muy pequeño. Así, envía a los señores del valle a ayudar a Sansa y Jon en la Batalla de los Bastardos para vencer a los Bolton y recuperar Invernalia.

Casa Bolton y Casa Frey, los grandes traidores

Los Bolton de Fuerte Terror y los Frey del Cruce son las dos casas nobles que se aliaron con los Lannister y traicionaron a los Stark en la Boda Roja. Ahora ambas están extinguidas.

Al enterarse de que los Greyjoy habían atacado parte del Norte y de que los Lannister habían conseguido una victoria en la Batalla de Aguasnegras, Roose Bolton decidió que la causa del rey Robb Stark estaba perdida y se pasó al bando de los Lannister, instalándose en el Norte. Ramsay, hijo bastardo, teme por su derecho de primogénito al conocer que la mujer de su padre ha dado a luz a un varón. Acaba asesinándolos a todos. 

Pero el tiempo acaba poniendo en su sitio al más cruel de los personajes de Juego de Tronos. Ramsay sale derrotado in extremis de la Batalla de los Bastardos, donde Sansa y Jon le hacen prisionero. Muere devorado por sus propios perros.

La casa Frey propuso a Robb Stark casarse con una de las hijas de Walder Frey, Señor de Los Gemelos y del Cruce, a cambio de posicionarse en su causa y permitirle el paso, a él y a sus tropas, hacia el Sur. Walder tomó como una ofensa el hecho de que, en lugar de Robb, fuese su tío Edmure Tully quien se casase con su hija. Durante el banquete, los Frey matan a Robb Stark, Lady Catelyn Tully en la impactante Boda Roja. Tiempo después, Arya Stark se encargó de asesinarlos a todos y de vengar a los Stark.

Votación
9 votos
Comentarios

«Juego de tronos»: Los siete reinos que nunca hubiera imaginado Ned Stark