Carmen Amores: «Los informativos del mediodía de las autonómicas son líderes de audiencia»

La presidenta de la Forta subraya que los canales públicos españoles figuran entre los de menor coste de Europa

.

redacción / la voz

Un total de 39 euros por habitante y 98,8 euros por hogar. Ese es el coste medio de las televisiones públicas españolas, las más baratas de Europa según el estudio Situación actual y tendencias de la radiotelevisión pública en Europa, liderado por la Universidade de Santiago y encargado por la Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos (Forta). Con sus datos en la mano, han puesto en marcha la campaña Lo veo. Ser diferentes nos hace únicos, con la que reivindican la importancia de los once canales de ámbito regional como factor de diversidad cultural, cohesión social, defensa de la lengua propia y motor económico. Carmen Amores, actual presidenta de la Forta, además de directora general de la Radio Televisión Pública de Castilla-La Mancha, asegura que, a pesar del recorte presupuestario del 35,2 % que han sufrido en los últimos cinco años, las autonómicas juegan un papel vertebrador indispensable.

-¿Qué interpretación hace la Forta de estos datos?

-Aprovechando este estudio comparado que ha desarrollado el profesor Francisco Campos en la Universidade de Santiago sobre todas las televisiones públicas de Europa, queremos poner en conocimiento del ciudadano datos muy determinantes. El gasto medio de las televisiones públicas por habitante en España se sitúa en 39 euros, incluyendo a TVE y a todas la autonómicas. Esto está muy por debajo de la media europea, que es de 67 euros. Lo damos a conocer para contrarrestar esa opinión que existe sobre que las televisiones públicas son muy caras y le cuestan mucho al ciudadano. Por el contrario, hacemos una llamada de atención para que, en este momento de cambios en un sector con muchos actores nuevos, se destaque la necesidad de los servicios públicos audiovisuales en cada comunidad y sobre lo que estos significan. Ya no hablo solo de televisión, porque es algo que se queda corto en comparación con los servicios de Internet, las plataformas de contenidos, los canales web y las distintas aplicaciones informativas.

-¿Cuál es su baza para competir en un sector cada vez más diversificado?

-Competimos con la cercanía y la proximidad. Los servicios informativos de las cadenas autonómicas son los más vistos en cada uno de los territorios. Fundamentalmente los informativos del mediodía son récord de audiencia en todas las comunidades autónomas, porque tienen una información cercana y próxima que ningún otro canal ofrece. Nuestro reto, por tanto, es poder seguir dando ese servicio y que se nos garantice la posibilidad de no desaparecer en un momento en que el sector está cambiando a pasos agigantados y la inversión publicitaria está prácticamente concentrada en un 86 % en dos grupos privados españoles. Creemos que damos un servicio diferente y complementario a los servicios privados que resulta muy necesario.

-¿Cuál es su papel como motor económico?

-Somos generadores de contenidos y tenemos que seguir siéndolo. Uno de los mandatos de las leyes que nos incumben es ser motor de un sector audiovisual al que hay que ayudar. Ese componente económico, además del de vertebración y el de vehículo de la lengua e identidad nacional, es lo que potenciamos. También los convenios con nuestras universidades desarrollan iniciativas que garantizan el poder crear puestos de trabajo.

-¿Coincide con quienes sostienen que las plantillas de algunos entes públicos están sobredimensionadas?

-Somos conscientes de que tenemos que ser eficientes. Para eso hay que cumplir con el presupuesto, no podemos endeudarnos. La subvención de explotación ha bajado en España un 35,2 % en los últimos cinco años y en el resto de Europa no solo no ha descendido, sino que en Alemania, por ejemplo, ha subido un 9,4 %. Las plantillas que tenemos son las que tenemos, heredadas de cuando surgieron los modelos de televisiones autonómicas. Los canales más recientes se han ido adecuando al momento de su aparición. Tenemos que mantener ese modelo, hacerlo eficiente, lograr que el gasto por habitante no se dispare y cumplir con los presupuestos.

-¿Qué responde a la queja de la supuesta politización de los informativos públicos?

-Son unos servicios informativos que tienen mucha regulación. Tienen, en muchos casos, consejos de redacción. En todos los casos te debes a un consejo de administración, a un consejo asesor. Comparecemos en los parlamentos. Hay comisiones de control. En comunidades como Andalucía o Cataluña tienen también un consejo audiovisual. Hay tantos ojos encima de ti que no puedes hacer lo que quieras y es difícil que puedas resbalarte. Estamos hablando de comunidades que son cada una de un signo político y esta crítica es un clásico que se repite en todas. Creo que en este momento que llaman de la posverdad es importante que se mantengan servicios informativos serios y profesionalizados.

-¿Cómo afrontan los desafíos de las nuevas tecnologías como vehículo audiovisual?

-Hay que virar hacia un modelo mucho más digital y adaptarse a este nuevo entorno. En mi caso personal, como directora de Radio Televisión de Castilla-La Mancha, ya estamos haciendo informativos solo para Facebook para intentar acercarnos a un nuevo target que no es el habitual en los canales principales de televisión. No solo en las cadenas públicas, también en las privadas el perfil del espectador es un perfil adulto, mayor de 65 años en muchos casos. Esta deriva hacia un modelo más digital nos acerca a un público más joven y nos permite adaptarnos a los nuevos usos. Hay que tener un lenguaje más transmedia y contar con lo que la tecnología nos pone por delante.

Votación
1 votos
Comentarios

Carmen Amores: «Los informativos del mediodía de las autonómicas son líderes de audiencia»