Lauriska y Jeffrey Pop se suman a la edición más gallega de «La voz»

La cuarta entrega del concurso se ha abierto a sonidos internacionales


redacción / la voz

Después de tres ediciones en las que el flamenco había sido la estrella, la cuarta entrega de La voz ha abierto el abanico a otros géneros que están mostrando a artistas que hasta ahora no habían pasado por el concurso de Telecinco. Jesús Vázquez lo avanzaba unas horas antes del estreno: «Por primera vez se nos han acercado a los cástings un tipo de artistas y músicos que no es el habitual de los programas de televisión, gente que vive la música de otra forma y le parecía que mezclarla con un concurso de televisión no era su rollo». 

Esa apertura a nuevos sonidos le ha dado suerte hasta el momento a cuatro cantantes gallegos que han conseguido ya plaza para la siguiente fase, la de las batallas. Dos de ellos estarán en el equipo de Alejandro Sanz y otras dos, en el de Malú. Este miércoles, la viveirense Lauriska consiguió que los cuatro coaches se giraran en su silla en los primeros acordes de su canción Grenade, de Bruno Mars, al oír su voz. «Pocas voces parecen un paisaje y la tuya lo parece; si te vienes conmigo nos ponemos a pintar y ya verás lo que podemos conseguir», le dijo Alejandro Sanz, que se puso poético para atraerla a su equipo. 

Finalmente la cantante gallega, de 25 años, se fue con Malú, que le prometió: «Te puedo asegurar que conmigo te vas a dedicar a esto [...] Tú y yo nos vamos a la final». Es lo mismo que la cantante madrileña le había prometido la semana pasada a Irene Caruncho, de Cedeira, que también hizo girar en sus asientos a los cuatro jueces y a quien dio esperanzas de que con su potente voz y con su ayuda ganaría La voz

En el programa del miércoles también pasó a la siguiente fase el pontevedrés Jeffrey Pop, que ya había participado en el concurso Got Talent y que en esta ocasión acudió solo, sin familiares y sin amigos a los que el presentador pudiera acompañar durante la actuación. Con su suave voz y un guitalele, hizo una inusual versión de Human, de The Killers. Solo Alejandro Sanz se dio la vuelta para alabar su buena afinación y su estilo «indie»

Junto a Sanz, que cerró su equipo e invitó a todo el público a sidra y calamares, se encontrará con la cantante de Ames Thais Rudiño, que hace tres semanas logró la aprobación de los cuatro jueces del programa.

La voz, que la próxima semana celebrará la última de las audiciones a ciegas, fue de nuevo líder el miércoles con 3.519.000 millones de espectadores, una de cada cuatro personas que veían la televisión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Lauriska y Jeffrey Pop se suman a la edición más gallega de «La voz»