Las tertulias matinales se alargan para analizar la convulsión política

«Las mañanas de Cuatro» amplía desde hoy su horario para pelear con «Al rojo vivo»


redacción / la voz

La tertulia política se ha convertido en la nueva reina de las mañanas. Allí donde hasta hace poco la programación era monopolio de los programas sobre cuestiones domésticas, sucesos y corazón han entrado los programas de análisis de la convulsa actualidad, que en los últimos tiempos han ido ampliando su tiempo de presencia en la pantalla.

Desde hoy, Las mañanas de Cuatro ampliará su duración en casi una hora. Arrancará a las 11.25 horas y se prolongará hasta el comienzo del informativo del mediodía, a las 14.15 horas. A lo largo de estas horas, el programa abordará de forma amplia la información y el análisis de la actualidad, especialmente en el ámbito de nacional por la trascendental situación política y social.

«Vivimos un momento de gran intensidad informativa, con múltiples y variados puntos de atención periodística, en España y también en el resto del mundo -explicó en un comunicado el presentador del espacio, Javier Ruiz, que sustituyó en marzo del pasado año a Jesús Cintora-. En Las mañanas de Cuatro tenemos un compromiso periodístico con todos nuestros espectadores por el rigor y la calidad y vamos a revalidarlo con un nuevo horario que amplíe esa ventana a la actualidad independiente y plural que representa nuestro programa».

La actualidad política va acaparando cada vez más contenidos de los matinales tradicionales, como El programa de Ana Rosa, Espejo público y La mañana, pero Las mañanas de Cuatro, que tiene un 11,5 % de cuota de pantalla y 676.000 espectadores y recogió en el 2015 el premio Ondas al mejor programa informativo, mantiene un pulso especial por el público matinal con su rival directo de La Sexta, el programa Al rojo vivo, de Antonio García Ferreras. En las últimas semanas, con motivo de los acontecimientos políticos en España, la sesión de investidura en Cataluña o la comparecencia de la infanta Cristina en el juicio por el caso Nóos, el programa de Ferreras reaccionó con agilidad ofreciendo programas especiales en domingo y ampliando con frecuencia su horario de emisión habitual de lunes a viernes.

Aunque ambos espacios se mueven en unas cifras de audiencia similares, con ligera ventaja para Ferreras, este último cuenta con la baza de que los últimos especiales electorales que ha presentado en la cadena con motivo de los comicios más recientes celebrados en España se han situado como líderes de audiencia por delante de TVE. Su programa también tiene a diario gran presencia en las redes sociales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Las tertulias matinales se alargan para analizar la convulsión política