Antonio Ferreras: «El periodismo es el amor de mi vida, y Ana Pastor es mi amante»

Dice que es extremadamente tímido, que nunca le gustó esto de las cámaras, hasta que un día le dijeron: «O te pones al frente del programa o no se hace». No le quedó otra. Eso sí, siempre con su camisa negra


Habla con el mismo entusiasmo con el que modera el debate de política de lunes a viernes en Al rojo vivo. No engaña a nadie, lo vive. Tanto que lo pone por delante de otra de sus pasiones, Ana Pastor. Dice que no se dejaría entrevistar por ella, entre otras cosas porque daría mucho morbo. Como el que dieron sus fotografías con Pablo Iglesias en un restaurante. Una hora después de incendiar las redes sociales nos coge el teléfono.

-No quería empezar así, pero «la que has liado». No lo has visto porque no tienes Twitter ni Facebook pero se armó.

-Me resulta todo muy sorprendente, porque lo habitual es que los periodistas hablen con los políticos de todos los partidos. Quizás a alguno le sorprenda porque no hace periodismo, pero los periodistas cuidan a sus fuentes. En este caso no fue una reunión ni clandestina, ni secreta con los dos líderes de Podemos, porque fue en un local público, y yo me veo y me voy a ver con todos los representantes de los partidos políticos, del PP, del PSOE, de Ciudadanos, de Podemos, de IU, de Bildu o de la CUP, con quien yo considere necesario para organizar mi trabajo. Y esta era una reunión de trabajo para organizar el planning de cara a las elecciones.

-¿Cómo se lleva vivir con tanta presión?

-Yo creo que esta foto ha tenido una cierta relevancia, es más yo en las últimas dos semanas me he visto con gente muy importante del PP, del PSOE, de Ciudadanos para pedirles que vengan a debatir, que se dejen entrevistar en campaña, porque se trata de dos dirigentes de Podemos, y en este país hay una serie de pseudo-periodistas y poderes que lo que querrían sería la aniquilación de Podemos y les molesta cualquier tipo de contacto con ellos.

-Que si hubiera sido con Ciudadanos no se habría montado...

-La semana pasada me reuní con Albert Rivera en un restaurante y no veo que se haya publicado nada en ningún sitio.

-Un chico de radio como tú, ¿qué hace en un sitio como este?

-Yo hago televisión a pesar de mí. Nunca he querido aparecer en pantalla, la gente no lo cree, yo soy extremadamente tímido. Siempre he sido un apasionado del periodismo y hace tres años me dijeron que tenía que ser el presentador y director de un programa de actualidad política, yo me negué durante cuatro o cinco meses, hasta que me dijeron que o era yo el director o el programa no se hacía. No voy a negar que disfruto ejerciendo mi pasión por el periodismo, pero nunca había sido mi obsesión ni mi sueño salir en pantalla.

-Pero si hasta tienes imitadores...

-Sí, la verdad es que José Mota ha hecho virguerías en TVE, Vaya Semanita en ETB creo que también nos han utilizado como objetivo, Oregón Televisión en Aragón Televisión... Yo me siento desbordado, cuando mi hija Carlota se parte de la risa viendo mis imitaciones, yo solo tengo palabras de agradecimiento, porque creo que todos esos programas, con visión irónica, crítica y con bisturí están hechos con un punto de afecto

-La pareja Ferreras-Pastor es un filón informativamente hablando...

-Los dos somos apasionados del periodismo, yo siempre digo que el amor de mi vida es el periodismo, y mi amante es Ana Pastor. Ahora hemos coincidido en la misma cadena y hay una rivalidad atenuada, durante la etapa que ella estaba en TVE y yo en la Sexta era una auténtica guerra por las entrevistas, por las exclusivas... Mi casa por momentos se asemeja más a una redacción de un medio de comunicación que a un hogar.

-Es que juntos, gustáis...

-Eso dicen las audiencias, realmente es un experimento televisivo. Nunca habíamos querido trabajar juntos, nos lo han pedido en alguna ocasión, y nunca. Se decidió hacer un programa especial para vivir las elecciones con los dos programas, y bueno... Dicen los expertos que hay química en el producto.

-¿Te gusta el título de ?reina de las mañanas??

-Me parto de la risa, en todo caso soy un pequeño poeta. Reinas son las grandes estrellas, como Ana Rosa Quintana, que lleva años siendo la líder indiscutible. Yo no llego ni a príncipe...

-¿Por qué te hiciste periodista?

-Porque no podía ser otra cosa, en algún momento tuve algunas dudas de si estudiar Historia o dedicarme a la Arqueología, pero mi pasión desde muy pequeño era el periodismo.

-¿Es bueno que al periodista se le vea el plumero?

-Yo nunca me he ocultado, soy un periodista de izquierdas, no pertenezco a ningún partido, y lo más honesto para los espectadores es que sepan que yo tengo una visión de la vida abierta o progresista, intento ser muy honesto y mantener una conciencia crítica y que todos estén representados en mi programa.

-Me chivaron que en un examen de la carrera un profesor os dijo: ?Si quieren copiar, copien, ya os suspenderá la vida? ¿Lo aplicabas con tus alumnos?

-Digamos que mis exámenes tenían un punto de especial, que tampoco lo de copiar solventaba todo. Era un profesor bastante fácil, el 99,9 % aprobaba siempre.

-En cambio como jefe, dices que eres muy exigente.

-Sí, a la hora de trabajar soy de la filosofía Mourinho-Guardiola, en todo momento con la máxima ansiedad y en todo el campo.

-A Wyoming por los tirantes pero a ti te ha dado por las camisas negras...

-Yo no soy de corbatas, tampoco soy de chaqueta, aunque la utilizo, siempre he sido de colores oscuros, es mi estilo, y lo más honesto es ser como tú eres, no dar una imagen diferente. Cuando me dijeron que tenía que salir en televisión me indicaron que tenía que ir con camisa, corbata y chaqueta, y yo puse dos o tres condiciones, y una era: soy como no puedo dejar evitar de ser y voy vestido en plató como en mi vida diaria.

-¿Te dejarías entrevistar por Ana Pastor?

-Si fuera un personaje público, y tuviera alguna responsabilidad política seguro. Siendo periodista, yo no creo que tenga el nivel como para ser entrevistado por El Objetivo, y creo que daría demasiado morbo.

-¿Alguna vez se han referido a ti como ?el marido de Ana Pastor??

-Síí, supongo que montones de veces en la vida cotidiana, pero a mí no solo no me molesta, me gratifica. Para mí es un referente periodístico, y luego tiene algo que me cautiva que es una infinita capacidad para la bondad.

-Hay veces que sí que se pone todo al rojo vivo, ¿cuál es el momento más tenso que has vivido?

-Es cierto que a veces hay momentos de tensión importantes, pero a mí no me gusta la crispación, no me gusta el insulto y la descalificación, e intento evitarlo, llevamos 1.000 programas y creo que solo en tres o cuatro hubo crispación, tensión y descalificación. Yo soy de los que cree que sin pasión nada tiene sentido, ni la vida.

-Te iba a decir si eras así de apasionado o que la política te encendía, pero ya me has contestado.

-No me enciende la política, lo que me molesta es la deshonestidad o la indecencia, yo creo que la política es muy importante para un país, reivindico la buena política, la gente honrada haciendo política, además creo que hay un montón de políticos en este país que quieren que España vaya un poquito mejor, o su pueblo o comunidad sea mejor. Yo conozco políticos de todos los partidos y algunos de ellos se han jugado la vida por hacer política, no todos vienen a llevarse la pasta. Reivindico la buena política, pero vamos a ser muy críticos con el poder.

-Sea quien sea...

-Sea quien sea, solo que ahora un gobierno del PP, y sus decisiones tienen más influencia sobre la vida de los ciudadanos que la gente que está en la oposición, pero PSOE, IU, e incluso Podemos también se sienten muy incómodos con nosotros. La sangre del periodismo no puede tener color cobarde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
44 votos
Tags
Comentarios

Antonio Ferreras: «El periodismo es el amor de mi vida, y Ana Pastor es mi amante»