Jordi Évole: «Manifiesto mis ideas más de lo que mi profesión me permite»

El domingo a las 21.30 horas, La Sexta estrena la décima temporada de «Salvados» con un cara a cara entre Pablo Iglesias y Albert Rivera


redacción / la voz

La polémica le acompaña allá donde va. Bien por sacarle los colores a más de uno en sus programas, por atreverse a entrevistar a un ex etarra en la temporada anterior de Salvados o, la última, por manifestarse en contra de que la televisión pública sacara a relucir la bandera española en su canal infantil durante el Día de la Hispanidad. Para no desentonar, el próximo domingo arranca la décima temporada del irreverente programa con un cara a cara entre el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y la cabeza visible de Podemos, Pablo Iglesias, en un bar. Y advierte: «Estamos en negociaciones abiertas con el PP y el PSOE para hacer algo similar». Palabra de follonero.

-Un bar de Barcelona, dos cafés y los líderes de las nuevas fuerzas políticas charlando distendidamente. ¿Cuántas llamadas de teléfono tuvo que hacer para arrancar tan fuerte la nueva temporada?

-No demasiadas. Les llamé en mayo y les comenté lo que queríamos hacer. Les dije que grabábamos en octubre, así que tuvieron mucho tiempo para preparar el debate con sus respectivos equipos. Además fue muy fácil trabajar con ellos. Al no contar con cronómetros ni tiempos había un clima mucho más distendido, estaban desencorsetados y eso ayudó al resultado final.

-Comenta que Iglesias y Rivera siguieron un guion para grabar la promoción del programa. Y usted, ¿cuánto de su papel en «Salvados» es obra de los guionistas y cuánto es espontáneo?

-Sin duda el guion es fundamental. Nosotros lo escribimos, lo reescribimos y le damos muchas vueltas, pero está claro que en ocasiones me dejo llevar por la espontaneidad, sobre todo cuando el invitado te cuenta más cosas de las que esperas. Ahí tienes que salir del paso y aprovechar la ocasión siendo un poco free style.

-También es «free style» en las redes sociales, donde no duda en dar su opinión. ¿Le pasa factura esa parcialidad?

-Probablemente. Me equivoco y soy consciente. Hablo más de lo que mi profesión me permite, pero no quiero que el miedo al qué dirán me impida ser libre de expresarme.

-El día 12 de octubre estuvo en el ojo del huracán por unas declaraciones sobre la bandera de España en el canal infantil Clan TV...

-A mí me apetecía opinar sobre lo que estaba viendo, pero luego se lió todo. Critiqué que la bandera estuviera colocada en el canal infantil de la televisión pública, no que apareciera en el resto de canales. No entiendo por qué un niño que está viendo la tele tiene que ver el hashtag #12octFiestaNacional. También estoy en contra cuando TV3 muestra sesgos ideológicos siendo la televisión pública catalana y también me dan cera por ello.

-Si hablamos de polémica es inevitable recordar su entrevista la temporada pasada al ex etarra Íñigo Rekarte. ¿Suscitarán los nuevos invitados tanta controversia?

-Cada programa es un melón sin abrir y no sabes cómo va a reaccionar el público. Pero seguro que sí, cada año nos metemos en un jardín distinto y seguro que este no es diferente.

-En la promoción de la temporada del 2014 una mujer anónima decía «Si hemos salido de la crisis, por qué vuelve ?Salvados??». ¿Vive su programa de la crispación social actual?

-Está claro que la coyuntura nos ha ayudado, al final tratamos temas políticos que suscitan interés. Pero espero que cuando todo esto pase, si es que pasa, el periodismo crítico siga interesando. Que no hagamos lo que hicimos en los noventa que, por ejemplo, apenas se mostraba en televisión a los sectores desfavorecidos.

jordi évole director y presentador de «salvados»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Jordi Évole: «Manifiesto mis ideas más de lo que mi profesión me permite»