¿Tregua política estival?


Después de nueve años sin casi descanso, El Intermedio se toma un respiro veraniego, una pausa (o tregua) sobre la que algunos críticos ya han puesto la lupa. En anteriores campañas el espacio de Wyoming aprovechaba este período para hacer reposiciones de sus mejores momentos, una opción que le reportó audiencias superiores a la media de La Sexta.

Por ello, no deja de resultar sorprendente que en la temporada en la que el formato encadena récords de share, la cadena opte por enviarlo de vacaciones y sustituirlo por un zapping sobre la televisión. Un recurso de mayor entretenimiento pero, también, de menor carga política, en un verano en el que pocos líderes dejarán de hacer campaña.

Es posible que en Atresmedia se entienda que entre la audiencia hay una saturación política después de casi dos años ininterrumpidos de emisiones similares. No hay que olvidar, además, el cansancio que supone este eterno año electoral, lo que convierte en buena estrategia su ausencia en pantalla.

Aún así, la decisión también suscita el interrogante de si responde a las presiones televisivas del Gobierno. Rajoy asegura desconocer El Intermedio. Sin embargo, es indudable que será el PP quien más agradezca su descanso estival.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags

¿Tregua política estival?