Eurovisión 2015: ¿Y qué pasa si Australia gana?

Si su representate se alza con la victoria en Viena, el año que viene no habría que viajar hasta las antipodas. El país océnico elegiría a una cadena europea para organizar el festival. Barcelona suena entre sus candidatos


Antonio Sánchez Solís | EFE

El universo Eurovisión lleva años rompiendo la geografía de Europa, con participantes como Azerbaiyán e Israel que incluso han ganado. Este año, la frontera baja hasta Australia, que además es uno de los favoritos, y que ha provocado una nueva tradición después de sesenta años de festival: el saludo de «buenos días, Australia; buenas noches, Europa». La cuestión, a pesar de nuevas formas, es: dónde se celebrará la edición del 2016 si gana la final del sábado en Viena, la única forma, por cierto, de que los australianos se saquen el pasaporte para dentro de 12 meses y puedan repetir experiencia.

La pregunta no es peregrina. Guy Sebastian, una estrella de la canción en Australia, y su tema Tonight Again aparece como uno de los favoritos para ganar la 60 edición de Eurovisión. Las casas de apuestas lo sitúan en el cuarto lugar en el ránking de concursantes con más opciones de convertirse en el rey de la canción de Europa, justo por detrás de Suecia, Italia y Estonia.

Eso sí, si gana, no habrá que viajar a las antípodas para ver el próximo Eurovisión. La aceptación de que Australia participara este año tenía como condición que, si triunfa, el país pueda repetir, como organizador, pero sin que el concurso se celebre físicamente allí. El acuerdo es que la televisión pública australiana SBS, miembro asociado a la European Broadcasting Union, elija a otra cadena del grupo para organizar en su país el festival.

Barcelona, entre las favoritas

Ya se habla de varias opciones: el Reino Unido, por su vínculos históricos. Alemania, por su potencial económico. Incluso España, y en concreto Barcelona, han aparecido en las quinielas. «Sería un sitio encantador», ha asegurado a Efe Paul Clarke, el jefe de la delegación australiana, sobre la posibilidad de que la capital catalana fuera la elegida.

Aunque Clarke opinó que España y Australia son países que «sienten de manera parecida», reconoció que aún es pronto para hablar del tema y que el asunto se ha tratado con algunos países, aunque prefirió no precisar cuáles. «Para decirte la verdad, es un poco prematuro. No queremos parecer arrogantes diciendo que vamos a ganar», añadió.

Clarke dijo que se elegirá a un socio que ayude a «presentar Australia de la mejor manera al mundo y a Europa». «Somos un canal pequeño, así que no tenemos un presupuesto muy grande. La capacidad financiera (del socio elegido) es una de las consideraciones. Necesitamos un socio con infraestructuras y capacidad», explicó, sin entrar en más detalles.

El representante, no se moja

El propio Guy Sebastian, cuya carrera empezó en un concurso de talentos y ahora es una gran estrella en el país, tampoco ha querido señalar favoritos. «No sería justo por mi parte decidir o tener una opinión porque hay sitios en Europa en los que no he estado desde hace años. Estoy seguro de que en el Consejo de Eurovisión tomarán la decisión y elegirán algún sitio justo y apropiado», aseguró.

Eurovisión es extremadamente popular en Australia, un país con mucha emigración europea, especialmente de la extinta Yugoslavia. El concurso se retransmite en la televisión pública desde 1983 y el año pasado tres millones de personas lo siguieron en directo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Eurovisión 2015: ¿Y qué pasa si Australia gana?