Pablo Romero: «La gente no quiere que dosifiquemos las series semana a semana»

El director de contenidos de Yomvi asegura que donde más crece el consumo televisivo es en tabletas y móviles

.

redacción / la voz

Unos 700.000 usuarios españoles están suscritos a la plataforma de vídeo bajo demanda Yomvi, la versión para Internet de Canal+. Su director de contenidos, Pablo Romero, participó ayer en un foro sobre el final de la reconversión industrial de la televisión organizado por el Máster en Produción e Xestión Audiovisual (MPXA), un título propio de la Universidade da Coruña que organiza la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre.

-¿Es el 2015 el final de la reconversión televisiva?

-La televisión ha tenido dos modelos de distribución desde el 2005: uno, con el desarrollo de la TDT, y otro, con el nacimiento de YouTube. Inicialmente llamábamos piratas a todos los que accedían a los contenidos de televisión a través de Internet porque no estaban disponibles de otra manera. Desde el 2010, los canales hemos desarrollado la tecnología para poder acceder a esos contenidos vía Internet. Y estamos ganándole cuota a la piratería. En el 2015 el modelo de reconversión industrial de la televisión ya es una realidad y está ahí para beneficio del público.

-Se ha asumido ya el cambio en la forma de consumo.

-Es incuestionable que los piratas están delinquiendo y han hecho mucho daño a la industria. Pero si dejamos eso a un lado, podríamos preguntarnos por qué se piratea. Ocurre, sobre todo, porque la gente es más exigente y lo que le estábamos dando no era suficiente. En la industria de la televisión hemos tardado en reaccionar a esa pregunta, pero ya lo hemos hecho. La gente quiere las series para consumirlas cuando quiera, no quiere que se las dosifiquemos semana a semana. Lo estamos viendo en Yomvi. Si a la gente le das todos los episodios de una temporada y la oportunidad de organizarse sus tiempos de consumo, lo hace con ritmos diferentes a como viene haciendo en la televisión tradicional. No solo interesan los contenidos que están en las rejillas, sino que hay muchos otros que también son de su interés.

-¿Llegará la televisión de pago a ofrecer un catálogo tan abierto como las plataformas piratas?

-En estos años, han cambiado tres cosas que nos acercan al modelo de distribución de la piratería. Primero, una de las razones que se daban era que las series tardaban mucho en llegar a España, pero ahora ya se estrenan de forma simultanea a EE. UU. Segundo, las temporadas completas están en el mercado y se pueden ver de manera legal. Y tercero, hay más contenidos que los estrictamente de estreno que son de interés para los espectadores. No sé si en el futuro estará disponible el 100 % del contenido audiovisual, pero sí estará lo más importante y no a precios prohibitivos. Los propietarios de los derechos no solo han entendido el daño que hace la piratería, sino que han visto que las series ya emitidas siguen estando vivas y tienen interés para el público. Los sistemas ilegales de distribución nos han enseñado el valor real que tiene el producto.

-¿Está bien dimensionada la oferta y la demanda de la televisión de pago en España?

-Su éxito en España es inferior al de otros mercados. Es verdad que la televisión en abierto es de mejor calidad que en países del entorno, pero esa es una mala disculpa. La televisión de pago tiene que ser más enérgica e ir al mercado de derechos con mucha más determinación, como está haciendo ahora Movistar.

-¿Qué demanda el espectador de vídeo bajo demanda?

-En Yomvi nos hemos encontrado a una nueva generación de espectadores, consumidores de series en mayor proporción que de cine. Son hogares con niños y los productos que mejor funcionan son los infantiles.

-¿Qué dispositivos usan?

-Hay una visión general de que la televisión del salón es la protagonista, pero donde más crece el consumo es en la tableta y el smartphone, que se están desarrollando a mayor velocidad que el número de pantallas inteligentes. Eso vinculado a la movilidad, con la banda ancha móvil que llega a más sitios, está haciendo que la televisión gire en torno al smartphone.

-Eso apunta a un consumo más individualizado.

-Lo que más ha crecido es el consumo individualizado. Las nuevas series que se están produciendo están dirigidas a públicos muy concretos y llegan en profundidad a sus gustos particulares.

Votación
0 votos
Tags
TDT
Comentarios

Pablo Romero: «La gente no quiere que dosifiquemos las series semana a semana»