«Gran Hermano VIP»: Belén Esteban hace gala de su machismo

«No voy a dejar que un hombre coja la fregona mientras haya mujeres en la casa», dijo, orgullosa, la copresentadora de «Sálvame»


Redacción

Comentarios xenófobos, homofobia y ahora machismo. A esta edición de Gran Hermano VIP no le falta de nada. A falta de Los Chunguitos en la casa, expulsados por la dirección del programa por sus desafortunadas apreciaciones, ahora es Belén Esteban la que acapara la cuota de polémica. Se encontraba la de San Blas sentada a la mesa de la casa de Gran Hermano VIP conversando tranquilamente con sus compañeros sobre las tareas del hogar cuando, en un alarde de su progresista educación, sentenció que no iba a dejar que un hombre cogiese una fregona mientras hubiese mujeres en la casa. «Aquí hay tías que lo pueden hacer, yo soy así», remató rotundamente.

Belén hizo esta consideración sobre el reparto de quehaceres domésticos el miércoles. Un día mas tarde, no parece que sus palabras hayan calado lo más mínimo en las altas esferas de Gran Hermano VIP, ya que, de momento, la dirección no ha tomado medida alguna que evidencie su desaprobación a este tipo de comentarios. Un apunte similar protagonizó hace unas semanas una sonada polémica en otro concurso, Masterchef Junior. «Estoy rodeado de chicas. Las chicas ya sabéis limpiar genéticamente», dijo en antena Víctor, de 12 años. A diferencia de lo que sucede en Telecinco, tanto los compañeros del pequeño como los responsables del programa de TVE le llamaron la atención al pequeño y le castigaron a limpiar él solo la cocina.

El único movimiento de la dirección de Gran Hermano VIP ha sido convocar a los concursantes en el salón para insistirles en la importancia de mejorar la convivencia. No pasa ni un solo día en el que las paredes de la casa no retumben a base de gritos, insultos, burlas y vituperios. Los follones dialécticos están a la orden del día, minando el ánimo de los concursantes que parecían más fuertes, pero que en el fondo son los más débiles. Belén Esteban lleva días completamente desquiciada, echando mucho de menos a su novio y a su hija, Andrea Janeiro. Su enemistad con Olvido Hormigos está llevando a ambas por la calle de la amargura y tanto la de San Blas como la de Los Yébenes se han refugiado ya en varias ocasiones en el confesionario, una para anunciar llorando que, a falta de fuerzas, se está planteando abandonar, y la otra, para pedirle a la audiencia que la expulse este jueves.

Cuando parecía, además, que toda la casa se había unido en contra de Olvido Hormigos, Kiko Rivera se paró a reflexionar y se dio cuenta de que, sin la exconcejala, la guarida de Gran Hermano VIP será mucho más aburrida. «Si se va Olvido nos vamos a aburrir más -consideró el hijo de Isabel Pantoja- Porque a mí no me gustan las movidas, pero me entretienen». También sacó el pinchadiscos este miércoles, en una conversación con Ylenia, Fede, Aguasantas y Laura, su faceta más sincera: «Lo de vivir la experiencia es muy bonito, pero ninguno estamos aquí por eso sino por dinero. Yo estoy más a gusto en mi casa haciendo mis cosas, pero estoy aquí por dinero». «Belén puede tener muchos fans, pero España es mucho más grande. Yo quiero que vuelva Olvido y verle la cara a la Esteban. Y que la líe. La gente quiere ver a la Belén como es, y vernos a todos las caras cuando vuelva Olvido», sentenció, tras pedirle perdón a Olvido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
73 votos

«Gran Hermano VIP»: Belén Esteban hace gala de su machismo