Las series que no deberías perderte este 2015

Cuatro grandes regresos a la pequeña pantalla y cuatro novedades que prometen romper todos los moldes


La Voz

Corre por la red, desde hace una temporada, la teoría de que cada diez años se produce un boom productivo en cuanto a series. No un boom cualquiera. Un boom extraordinario en calidad más que en cantidad. Hay quien se atreve a asegurar que, cada diez años, una generación de series cambia de arriba a abajo la televisión. Sucedió en el 2004 con Perdidos y House. Y este 2014, títulos como True Detective y Fargo corroboran la contundente y nada desencaminada hipótesis. Pero, ojo. El año que viene puede romper todas las conjeturas. Puede convertirse en un importante punto de inflexión, en la confirmación de que el talento seriéfilo nada tiene que ver con ciclos ni constantes, sino más bien con un nuevo paradigma, que huele a prestigio y trabajo bien hecho, y al que ya han empezado a arrimarse grandes nombres del mundo de la interpretación, como Kevin Spacey o Matthew McConaughey. Lo que nos espera cuando nos despertemos de la siesta navideña es un largo año que arrancará con el reconocimiento del buen hacer del sector el próximo 11 de enero en la 72º edicion de los Globos de Oro. A partir de ahí prepárense, acomoden bien los cojines del sofá y aprovisionen con generosidad sus neveras. Esto es lo que continúa y lo que romperá aguas en el 2015. Cuatro series que regresan con nueva temporada y cuatro nuevos y esperados títulos:

Los que vuelven

Mad Men. El drama de la AMC ambientado en los años 60 no solo retoma sus tramas, sino que las cerrará para siempre en primavera. Los fieles de Don Draper se quedarán este año huérfanos, tras emitirse la segunda parte de la última temporada de la ficción, de la elegancia de este ya célebre antihéroe -uno más que se suma a la lista del nuevo y aceptadísimo arquetipo de protagonista- y de sus sofisticadas desventuras. Será el final del final. La cadena, que optó por dosificar el tramo final de Mad Men en dos entregas, lanzó el principio del fin a comienzos del 2014. Un año después, llega el desenlace. Serán solo siete capítulos. En ellos, una situación muy diferente a la que dió del pistoletazo de salida a la historia de los publicistas neoyorkinos: éxito, ambición y poder. Poco se sabe de este último acto. Pero algo ha ido quedando claro a lo largo de estos años: a sus creadores ya no les gusta que Don Draper sea feliz.

True Detective. La segunda embestida de la última niña bonita de la HBO puede considerarse una vuelta o una novedad. Ambas interpretaciones son válidas. Porque la nueva tanda de episodios de True Detective nada tiene que ver con la primera temporada, protagonizada por McConaughey y Woody Harrelson. Los personajes no repiten jugada. Tampoco obedecerán los próximos episodios a la misma trama policíaca y oscura que convirtió en un icono a la pareja formada por Rust y Marty. Pero, de momento, está avalada por un título que en el 2014 arrasó con todo lo que se le puso en su camino, desencajó mandíbulas y elevó el género hasta el punto de marcar un antes y un después en la ficción que ya no puede considerarse menor. Lo peor de la parte número dos es el juego de rumores que empaña su forma y fondo desde que se despidieron los ocho episodios iniciales. Las primeras alarmas saltaron cuando sonó el nombre de Brad Pitt como protagonista, después las especulaciones se centraron en el número de personajes que integrarían la próxima historia de Pizzolatto y, finalmente, bebiendo de un desesperante goteo informativo, fuimos conociendo los rostros del nuevo reparto. Rachel McAdams, Taylor Kirsch, Kelly Reilly, Colin Farrell y Vince Vaughn se verán envueltos, directa o indirectamente, en el sangriento asesinato de un hombre de negocios relacionado con el sistema de transportes de una corrupta ciudad estadounidense. Tendremos que esperar hasta el verano para verla.

Fargo. Todavía no es oficial, pero todo apunta a que en el otoño del 2015 vamos a poder disfrutar del segundo plato de Fargo, la serie que narra la historia convulsa y aparatosa vida de un perdedor dedicado a vender seguros en un pequeño pueblo de la América profunda, muy similar a la que los hermanos Coen contaron en la película homónima estrenada en 1996. Humor negro, sangre fría, avaricia, miseria y estupidez. Son los cuatro ingredientes que cocinan a fuego lento las consecuencias de un patoso asesinato que concluye con un colofón tan magistral que invita a ponerse en pie y regalarle al plasma del salón un sonoro aplauso. Y después qué. Al igual que True Detective, la temporada que está por venir desencadenará una trama diferente, un nuevo crimen real independiente, en otro tiempo y protagonizado por actores distintos. Serán también 10 capítulos, de 50 minutos cada uno, tutelados por el showrunner Noah Hawley. La nueva historia se remontará al año 1979, pero mantendrá la localización geográfica -las ciudades de Luvernes (en el estado de Minnesota), Fargo (en Dakota del Norte) y Sioux Falls (en Dakota del Sur)- y, aunque no a los mismos profesionales de la interpretación, sí a algunos de los personajes de la primera trama. Lou Solverson, padre de la sargento Molly Solverson, será uno de ellos. El drama se trasladará a la época en su época de policía estatal a la que tanto se refiere en la temporada de arranque. Y parece que no va a haber nieve.

Juego de Tronos. La ficción basada en las novelas de George R. R. Martin encara este año su quinta temporada. Arya Stark se trasladará al centro de la acción en esta nueva etapa en la que España, en concreto Sevilla, juega un importante papel. Las tierras andaluzas han cogido con un enorme revuelo la grabación de algunos de los episodios que verán la luz a partir de esta primavera. Hay muy pocos detalles filtrados de esta ronda de capítulos: nuevas incorporaciones, relacionadas con la casa Martell, residente en el reino de Dorne -paisajes que seguramente serán los sevillanos-; secuencias basadas en las dos últimas novelas publicadas por el padre de la saga fantástica, Festín de cuervos y Danza de dragones; los mentideros seriéflos aseguran que por fin tendrá lugar (OJO, SPOILERS) el encuentro entre Tyrion y Daenerys; ni rastro de Bran; para no perder las buenas costumbres una nueva boda; y el polémico desnudo de Cesei. Agárrense.

Las novedades

Better Call Saul. Es un spin-off, pero es una novedad en sí misma. La continuación de Breaking Bad ya tiene fecha de estreno en ACM, el 8 de febrero. La cadena, además, no se anda con chiquitas y para hacer acto de presencia ha optado por una doble premiere. Lanzará el segundo episodio solo un día después de su arranque, el lunes 9 de febrero. La serie contará la historia del turbio abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk) antes de cruzarse en el camino de Walter White. Rebobina, por tanto, algunos años atrás -seis, en concreto-. En su primer tráiler se muestra una habitación de motel, los restos de una noche de excesos, de sexo, drogas y alcohol, una página del listín telefónico con un anuncio marcado: «Saul Goodman, abogado». Y de fondo, sonido de sirenas. De momento, la primera temporada constará de diez episodios, que se convertirán en 13 en la segunda.

Empire. La apuesta de FOX para este 2015 es un drama ambientado en el mundo del hip-hop. Aterrizará en la pantalla el 28 de enero, está dirigido por Lee Daniels, a lo mandos de grandes títulos largos como Precious o el El mayordomo, y cuenta con un reparto encabezado por Terrence Howard y Taraji P. Henson. Empire se guarda además un as bajo la manga: la participación especial de Naomi Campbell y Courtney Love. Familia, amor, guerra, dinero y mucha música. Son los pilares que levantarán esta descarnada radiografía de las industrias discográficas.

El combo Mick Jagger y Scorsese. No sabemos el título, pero casi es lo de menos. Sabemos que vocalista de los Rolling Stones ideó hace un tiempo una serie de televisión sobre la industria musical de los años 70, un proyecto que ahora va a tomar forma gracias a la batuta de Martin Scorsese, quien, como mínimo, dirigirá su primer episodio. El tema se ha convertido en algo serio de la mano de Terrence Winter, creador de Boardwalk Empire, que le dará forma a la embrionaria ocurrencia del músico británico. Estará protagonizada por Bobby Cannavale, en la piel de un ejecutivo discográfico fundador de American Century Records. Su misión: encontrar una nueva mina de oro en la escena rock neoyorkina de los setenta. El reparto se completa con los nombres de Olivia Wilde, Ray Romano, Juno Temple y Andrew Jagger, hijo del líder de los Stones.

Refugiados. ¿Qué pasa con esta serie, coproducida entre España y el Reino Unido, que prometía estar aquí a finales del 2014? Crucemos los dedos para que asome la cabeza los próximos meses. Refugiados tiene muy buena pinta. Rodada en inglés, está protagonizada por actores en su mayoría británicos, como Natalia Tena (Juego de Tronos), David Leon (Vera) y Will Keen (Sherlok). Su argumento apocalíptico arranca con la aparición de 3.000 millones de personas del futuro en el presente, adonde llegan con un objetivo desconocido. Un buen entrante para abrir boca. Esperamos tenerla pronto disponible para comprobar si se mantiene este interesante preámbulo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Las series que no deberías perderte este 2015